enero 11, 2017

Oteando el 2017.

Hebert Celín Navas

Después de las fiestas de navidad y año nuevo, comenzamos a despertar a la realidad que nos depara este 2017, que en referencia a la vida nacional será bastante movido en lo económico político y social.

En cuanto a lo económico la reforma tributaria que afecto de forma excesiva el bolsillo de los colombianos y las previsiones de un mediocre crecimiento económico, de apenas un poco por encima del dos por ciento, muestran un panorama no muy alentador, tendrá este gobierno que cabalgar muy inteligentemente para capotear el descontento nacional, que se manifiesta de manera muy fuerte en las redes sociales.

En lo social la gran expectativa se centra en lo que vaya a pasar en materia de reinserción a la vida civil de los guerrilleros de las farc, y de cómo se van a solventar las inevitables tensiones que se generaran, además de cómo se armonizaran las politicas que beneficien a los guerrilleros, con las que deben seguirse creando para los miles de colombianos que nunca estuvieron en la subversión, pero que han sido afectados por la pobreza y la marginalidad derivada entre otras cosas por el conflicto armado, el abandono estatal, la corrupción y la inequidad social.

En lo político el panorama será también muy movido, la campaña presidencial ocupara la atención, con candidatos, para todos los gustos, que deberán conquistar a un electorado escéptico, enojado, viviendo situaciones complejas en el área económica, con visiones diametralmente opuestas en lo que se refiere a la paz, y a otras concepciones como la de familia, y los derechos sociales de las minorías. Será momento especial para que el pueblo tome decisiones.