diciembre 29, 2016

No todos los días se cumplen 60

Redacción: Javier Baquero – Jaba
Se conmemoraron los 60 años de la Feria de Cali, una edad mayor para una Feria que ya es patrimonio taurino del mundo. En este más de medio siglo la capital caleña ha pasado por grandes momentos taurinos, por su ruedo han desfilado las máximas figuras de la tauromaquia en el orbe.

En estas seis décadas han pasado con grandes éxitos, momentos cumbres, así mismo muchos han encontrado el camino a otras profesiones tras no poder con el peso de la afición y el compromiso caleño.

Con este aniversario se define en mucho el futuro del coso caleño, toda vez que durante muchos años la plaza estuvo en manos de la Fundación Plaza de Toros y en medio de disputas mezquinas que lo único que consiguieron fue hacerle daño a la plaza, a su afición y sobre todo a su tradición.

Hoy de nuevo en manos de sus propietarios la plaza trabaja para salir de la crisis en que la dejaron sus anteriores regentes. Los momentos de crisis quedaron en el pasado, hoy hay ilusión, ganas y expectativas por volver a los tiempos de antes, tiempos en que la plaza se llenaba todas las tardes. Tiempos en los que en el mes de marzo se vendían todos los abonos. Tiempos en los que los carteles eran lo de menos, lo importante era asistir a la Copa Champañera.

El reto es grande y para lograrlo hay que trabajar mucho, es una labor que se debe emprender no solo por la empresa, sino por todos los que tenemos que ver con el espectáculo, la administración local, los toreros, los ganaderos, los aficionados, en fin todos, porque todos somos responsables del pasado, somos actuantes en el presente y tenemos que ser los forjadores de un buen futuro.

Bueno, no todos los días se cumplen 60 años y eso nos invita acompañar los destinos de la Copa Champañera, trabajar por ella y en beneficio de la misma. Viva Cali y que Viva la de Cañaveralejo.