noviembre 11, 2017

No le quiten recursos a la seguridad

Sería un grave error disminuir el presupuesto para combatir la delincuencia en Cali.

Ojalá el presupuesto para la seguridad de Cali en 2018 no sea recortado. El concejal Roberto Rodríguez dio a conocer que en el proyecto presentado por la administración municipal, este rubro tendrá una reducción del 31%, al pasar de $21.006 millones en el presente año a $16.606 millones en la vigencia próxima.

Si bien algunos indicadores de seguridad de Cali han mejorado, la ciudad está lejos del ideal en esta materia; los homicidios han disminuido, pero siguen siendo muy altos, y el robo sigue acosando a los caleños.

Por lo tanto, recortar el presupuesto para la lucha contra la delincuencia podría dar al traste con lo logrado hasta el momento, pues claramente, lo que se ha avanzado hasta el momento se ha logrado porque se han destinado mayores recursos para enfrentar la inseguridad.

Es cierto que Cali debe combatir las causas estructurales de la violencia y de la inseguridad, y esto implica un trabajo social profundo y sostenido para evitar que más personas entren al mundo de la delincuencia, pero ese es un trabajo de largo plazo.

Mientras esto se consolida, en el corto y mediano plazo es necesario enfrentar a los delincuentes con determinación, y para hacerlo se necesitan recursos. Si con la inversión actual en seguridad, las autoridades no dan abasto, ¿qué pasará si el año entrante tienen cuatro mil millones de pesos menos?

Se entiende que los recursos del Municipio son insuficientes, pero el tema de la seguridad es prioritario para los caleños.

El presupuesto municipal está en estudio, hay tiempo de ajustarlo. La administración municipal no debe correr el riesgo de quitarle recursos a la seguridad.