junio 07, 2018

Mentiras electoreras inquietantes

François R. Cavard M.

Ninguno de los embustes utilizados por los politiqueros para conseguir votos sorprende, pero genera inquietud que haya personas que las crean; Para la muestra dos botones: La más vendedora de las patrañas utilizadas por los politiqueros para cautivar a “inconformes” que anhelan los cambios y relevos políticos necesarios, es aquel estribillo que reza “nos gobiernan los mismos”. Nada más falso.

Esto no es posible porque en Colombia son autoridades civiles, además de los congresistas, los gobernadores, los diputados, los alcaldes, los concejales, los inspectores de policía y los contralores de cualquier nivel, entre otros.

Considerando que tenemos 32 Departamentos, que existen más de 1.122 municipios, y considerando que estas autoridades civiles son elegidas para un tiempo específico, saquen números a ver qué capacidad de ubicuidad y longevidad deben tener esos supuestos “mismos” para, mínimo cada dos años (si no hay destituciones, renuncias, fallecimientos, etc.), controlarlo todo y gobernarnos.

Y la segunda mendacidad con la que estos oportunistas politiqueros proclaman estar innovando en política es con aquella cantilena en la que se autoproclaman una alternativa democrática, progresista, incluyente, huma-nista, decente e innovadora, pero a quienes solo les sirven sus promotores, sus seguidores, sus postulados, sus programas, sus líderes, y los resultados electorales que les den como ganadores.

Cuando los resultados en las urnas no les favorecen, resultan encerrándose en su mundillo ideal – e inexistente – poseídos por una rabia y una frustración propia de intolerantes incapaces de respetar y convivir con “los otros”, que afortunadamente somos más y siempre les ganamos.

… No preocupa que, casualmente, la primera argucia sea siempre utilizada por los segundos; Inquieta que haya quienes crean en estos polluelos de dictador.