junio 08, 2018

El Dagma agradece el apoyo y compromiso a profesionales

Más de 190 especímenes silvestres y exóticas fueron reubicadas

El pasado martes 5 de junio y como homenaje al Día Mundial del Medio Ambiente, más de 190 especímenes de animales silvestres y exóticas que habitaban en el Refugio de Villa Lorena, fueron trasladadas a su nuevo hogar en los departamentos de Antioquia y Cesar.

Tortugas jicoteas, tortugas morrocoy, babillas, tatauros, monos arañas y un jaguar, fueron las especies fueron reubicados en la Hacienda Nápoles, Municipio de Puerto Triunfo, Antioquia y fueron liberados en el Departamento del Cesar, norte del Colombia.

Este trabajo fue realizado por el Departamento Administrativo de Gestión del Medio Ambiente, Dagma, a través del grupo de Fauna Silvestre, en convenio con la Corporación del Cesar, quienes se encargaron de reubicar los animales en ecosistemas aptos para su conservación y bienestar en dicho departamento.

“Lo que hacemos es gestionar y contactar, según el origen de las especies, a las corporaciones, para que ellos nos reciban los especímenes y definan los sitios de su liberación. En su mayoría, estos animales automáticamente son liberados, otros llegan al sitio de destino y mientras se les realizan evaluaciones de su estado, buscan el lugar de liberación. Este es un trabajo conjunto entre autoridades ambientales, fundaciones y corporaciones que trabajan para que estas especies tengan un lugar adecuado para su evolución”, explicó Nicolás Melo, profesional del grupo de Fauna Silvestre del Dagma.

TORTUGAS
Este proceso se surtió porque, de acuerdo a la normatividad vigente, el refugio de Villa Lorena no cumple con las condiciones óptimas para el hábitat, mantenimiento y tratamiento de fauna silvestre.

Para Claudia María Buitrago Restrepo, directora del Dagma es muy satisfactorio, en el marco del Día Mundial del Medio Ambiente, iniciar con la liberación y reubicación de los animales de Villa Lorena.

“Muchas de las especies se encontraban en condiciones lamentables, por eso, el trabajo de encontrar lugares dignos y legales para que ellos puedan tener mejores condiciones para su salud y desarrollo, se intensificó, y fue así como varias entidades a nivel nacional atendieron nuestro llamado”, precisó la directora de la autoridad ambiental en Cali.

Entre los animales reubicados en la Hacienda Nápoles están el jaguar y los monos arañas.

Por su parte los tatauros, las babillas y las tortugas fueron liberadas en puntos ecosistémicos determinados por la Corporación del Departamento del Cesar.

“Hicimos seguimiento a estos animales, control médico y biológico por lo que se decidió que reunían las condiciones para ser liberados. Teniendo en cuenta en todo momento que, como autoridad ambiental, debemos garantizar la reubicación de estas especies para su bienestar y supervivencia”, señaló Andrés Posada, jefe del grupo de Fauna Silvestre del Dagma.

El Dagma agradece el apoyo y compromiso a profesionales y técnicos del grupo de Fauna Silvestre, a la Corporación del Cesar, a la Hacienda Nápoles, al Ejército Nacional y, finalmente, a la empresa Combuscol, que se unió a esta importante causa por la conservación del medio ambiente, donando el combustible necesario para el traslado y desplazamiento de estos animales al norte del país.