febrero 09, 2018

Marta Lucía necesita los votos del Valle

Por Mauricio Ríos Giraldo

En la primera vuelta de las elecciones presidenciales de 2014 la exministra Marta Lucía Ramírez fue la gran sorpresa en el Valle del Cauca.

Mientras que en la mayoría de los departamentos las estructuras del Partido Conservador -al que representó en ese proceso electoral- la abandonaron atraídas por la campaña del presidente candidato Juan Manuel Santos -¿mermelada?-, en el Valle las mayorías azules estuvieron con la exministra de Defensa.

La Fuerza Social, del entonces gobernador y hoy precandidato presidencial Ubeimar Delgado, se la jugó por Marta Lucía Ramírez, logrando que alcanzara la segunda votación en el Valle.


Cámara entregó condecoración a Mauricio Ríos


En la primera vuelta de 2014, Juan Manuel Santos obtuvo 315 mil votos en el Valle, seguido de Marta Lucía Ramírez, con 224 mil. Óscar Iván Zuluaga, quien fue el ganador de esas votaciones en el balance nacional, fue tercero en este departamento con 216 mil votos.

Por esta razón, Ramírez le apostará a obtener la primera votación en el Valle del Cauca en la consulta del 11 de marzo, en la que se escogerá entre ella, Iván Duque y Alejandro Ordóñez al candidato presidencial de la coalición de la derecha.

Un triunfo amplio en el Valle, podría darle a Ramírez el triunfo nacional.

Por esta razón, la candiata hará especial presencia en este departamento; hoy cumplirá una intensa agenda en varios municipios, que iniciará muy temprano en Cartago, luego en Roldanillo, después en Caicedonia y finalizará en Tuluá. Mañana, muy temprano, Marta Lucía Ramírez tendrá un desayuno privado en Cali.

A Ramírez la acompañan varias figuras del conservatismo vallecaucano, como los excongresistas Francisco Murgueitio y Ramiro Varela, además de líderes del antiguo holguinismo que siguen fieles al exministro Carlos Holguín, quien es uno de los principales consejeros de la candidata.

En la gira de hoy se instalará el comité departamental de la campaña de Marta Lucía Ramírez, y se hará en Caicedonia por el valor simbólico que tiene este municipio en materia electoral, pues es la población colombiana en la que hay mayor votación conservadora, porcentualmente hablando.

Y es que en gran medida el triunfo de Marta Lucía Ramírez en el Valle del Cauca depende de la votación conservadora, por eso surge un interrogante: ¿qué pasará ahora que no cuenta con el respaldo del movimiento del exgobernador Ubeimar Delgado, que es la principal fuerza electoral azul del departamento?

Delgado sigue adelante con su precandidatura y tras la renuncia de Rubén Darío Lizarralde, quien también se había inscrito como precandidato presidencial del Partido Conservador, insiste en que la colectividad le debe entregar el aval.

Una dificultad que tiene la ahora candidata independiente para lograr apoyos en el Valle es que dirigentes que le hicieron campaña en el 2010 y fueron claves para que obtuviera una gran votación en este departamento se quejan porque después del éxito electoral no recibieron ni siquiera una llamada de agradecimiento.