marzo 15, 2017

Los retos de Vargas Lleras

Por Mauricio Ríos Giraldo

La renuncia de Germán Vargas Lleras a la Vicepresidencia de la República marca el inicio de la campaña presidencial, pues con el salto a la arena de un candidato de su peso, los demás aspirantes y las otras colectividades tendrán que empezar a tomar decisiones.

Hasta el momento Vargas ha sido  el protagonista de la contienda, pues su condición de Vicepresidente le otorgó una gran ventaja sobre los demás…

Mientras que él ha sido noticia entregando casas gratis en eventos multitudinarios, inaugurando vías y puentes o regañando a los responsables de obras públicas retrasadas, los recorridos de los demás por las regiones se han limitado a reuniones pequeñas y han pasado inadvertidos para el grueso de la gente.

Eso le valió al saliente Vicepresidente fuertes críticas de quienes serán sus contrincantes en la campaña presidencial…

Precisamente el reto que tiene ahora Germán Vargas es mantener la capacidad de ir por todo el país y que la gente y los jefes políticos regionales atiendan sus convocatorias, ya sin su investidura, sin cortar cintas, sin entregar casas gratis y sin contar con la logística y los recursos del Gobierno.

Aunque ya no estará en el Gobierno, el saliente Vicepresidente conservará un gran poder político, lo que le seguirá dando cierta fortaleza…

* * *

En lo que tendrá que trabajar Vargas es en el debilitamiento de su imagen, producto sobre todo de las metidas de pata por no controlar su mal carácter, algo que sus opositores han sabido capitalizar.

Los escándalos por líos judiciales y de corrupción en los que se han visto envueltos miembros de su partido, Cambio Radical, también han influido en el bajón de la popularidad de Vargas, pues sus detractores se han encargado de relacionarlo ante la opinión pública con estos temas.

Lo cierto es que, aunque Germán Vargas Lleras pase a ser un candidato en las mismas condiciones de los otros y su imagen esté algo golpeada, es un hábil político con gran capacidad de trabajo, y además es el único aspirante presidencial con partido propio, que no tiene que someterse al desgaste de consultas, convenciones o acuerdos para obtener el aval.

* * *

Lo que vendrá para Vargas Lleras es un enigma, pues aunque muchos le apuestan a que tome distancia del presidente Juan Manuel Santos, en los últimos días se les vio muy cómodos juntos, lo que hace dudar de un posibled acercamiento del saliente Vicepresidente con el uribismo.

Las primeras declaraciones que dé una vez esté fuera del Gobierno indicarán el rumbo que tomará Vargas.

* * *