septiembre 11, 2017

Las lecciones que dejó el Papa

Que la visita de Francisco haya o no valido la pena, depende de lo que haga cada colombiano con sus enseñanzas.

Independientemente de los asuntos religiosos y de la discusión sobre el elevado costo que tuvo su visita al país en un momento económico complejo, vale la pena analizar, más allá de la emoción del momento y de los titulares de prensa, los mensajes que dejó el papa Francisco en su viaje a Colombia.

Durante los cinco días que estuvo en nuestro país, el Pontífice hizo profundas reflexiones sobre la vida y valores que, católicos o no, creyentes o no, vale la pena tener presentes.

“Los animo a poner la mirada en todos aquellos que hoy son excluidos y marginados por la sociedad… Todos somos necesarios para crear y formar la sociedad. Esta no se hace sólo con algunos de ‘pura sangre’, sino con todos”, dijo Francisco en uno de sus discursos en Colombia.

Estas palabras las pronunció precisamente en la plaza de armas de la Casa de Nariño, ante el presidente Juan Manuel Santos, el equipo de gobierno, los congresistas y altos dignatarios del Estado, los más selectos miembros del poder público colombiano estaba allí. ¿Les habrá calado el mensaje que claramente iba dirigido a ellos? Ojalá que sí, pues el país necesita que quienes manejan los recursos y toman las decisiones se rijan por esas sabias palabras.

De nada valdría el viaje papal a Colombia si una vez terminada la visita de Francisco, sus palabras se quedan como un simple registro. Hay que romper con esa costumbre hipócrita de predicar sin aplicar; conmoverse escuchando al Papa no sirve de nada si sus mensajes de respeto, de igualdad, de solidaridad, de unidad, de misericordia y de paz se quedan solo en palabras y no se llevan a la práctica.

  • pericles1950

    Contrastes “charritos”…S.S. Francisco (inmenso) bendice a Colombia, pero el presidente Santos, tiene “antecedentes de comulgar, practicar la santería y participar en ritos con los chamanes de la Sierra Nevada”. No entiendo…