enero 11, 2017

La vida es una bella oportunidad

Heriberto Gonzales Valencia

La vida es una caja llena de oportunidades, unas más pequeñas que otras y unas mucho más grandes, pero todas son oportunidades. Éstas se presentan en cualquier momento de la vida de cada ser. Tomarlas o dejarlas pasar llegan a ser una decisión de cada uno, pero con el tiempo muchas no volverán.

Igual que en todos los campos, tales como la educación, el trabajo, la diversión, la vida es muy diferente a lo que era hace algunos años. No es una ilusión pensar que muchos jóvenes viven su vida de una manera muy desinteresada y dejando pasar grandes oportunidades que ésta les brinda en el momento, esperando que vuelvan.

Es un poco abrumador ver cómo muchos muchachos y muchachas y la juventud también se extendió a una edad más amplia hoy en día, tienen un sentir de despreocupación por cumplir metas en sus vidas, no tienen ningún apuro para lograr éxitos, esperan muchas cosas sin afán alguno.

Por otro lado, la juventud se enfrenta a peligros muchos más atrayentes, desviarse de las oportunidades y sus caminos de éxitos se puede dar en cualquier momento, y no es fácil de volver a los buenos pasos. ¡La vida es una bella oportunidad!

Como comienza este escrito, la vida es una bella oportunidad, y aprovecharla, luchar por cada oportunidad perdida y por cada una de las que lleguen o estén por llegar, debe ser un propósito, especialmente esos jóvenes tan queridos, que cada uno de nosotros tenemos en nuestras familias y apoyamos con todo el amor para que un día logren grandes sueños.

Quiero dedicar este escrito a todos los jóvenes, en especial a dos muy queridos por este autor, para que sientan la fortaleza y el gran amor que muchos sentimos para que logren salir adelante, enfrentando cualquier adversidad que se presente en el camino, sabiendo que en todas esas vidas, quedan muchas oportunidades, las cuales deben aprovechar.

Corrección ortográfica por: María Esperanza García Ramírez. esperanza_21@hotmail.com