abril 17, 2018

La prensa en América

Rosa María Agudelo Ayerbe

Las conclusiones de la Sociedad Interamericana de Prensa sobre la situación de los medios en el continente son alarmantes.

Al asesinato de 14 periodistas en los últimos seis meses hay que sumar el aumento de las denuncias sobre presiones gubernamentales.

En Cuba, no solo se reportan ataques a periodistas, el gobierno bloquea sus sitios web, correos y redes sociales. También hay denuncias de censura en Costa Rica, Perú y Brasil. En Panamá el poder legislativo y el judicial impiden el acceso de la prensa a diferentes escenarios.

En Bolivia se promulgó una ley que sanciona a los medios por publicar contenido que “a juicio” del gobierno sea racista.

En Estados Unidos aumentaron los ataques del Presidente a los medios que no lo favorecen. El caso de Venezuela es el más dramático: el gobierno enjuicia a los periodistas opositores y en seis meses nueve periódicos cerraron por falta de papel, 46 emisoras y tres canales dejaron de funcionar por temas económicos y por la asfixia gubernamental. A futuro el panorama se pondría peor.

En Guatemala un proyecto pretende enviar a los periodistas a prisión por generar “temor o alarma…o compeler al Estado o Gobierno”.

Honduras y Nicaragua impulsan leyes para regular las redes sociales e Internet. El Parlamento Latinoamericano estudia una ley marco de comunicaciones que establece mecanismos de control por parte del Estado. Además de estas presiones legales, en la mayoría de los países se denuncia que la publicidad estatal es usada para presionar o castigar las líneas editoriales de los medios. Colombia no es ajena a esta problemática que pone en peligro cualquier democracia.

“Prefiero una prensa sin Gobierno que un Gobierno sin prensa. Lo básico es el derecho del pueblo a saber”, Thomas Jefferson.