marzo 14, 2018

Se requiere una solución articulada

La movilidad del sur de Cali

Hay que reconcoer los esfuerzos, aunque sin infraestructura es difícil mejorar la situación.

La firma del pacto por la movilidad en el sur de Cali suscrito entre la Alcaldía de Cali con las universidades y los colegios es un primer paso en la búsqueda de aliviar la compleja situación que tiene ese sector de la ciudad por cuenta de un crecimiento urbano que no involucró el desarrollo vial.

Sin embargo, el esfuerzo que realizarán algunas instituciones educativas implementando el pico y placa en sus parqueaderos, debe complementarse rápidamente con otras medidas para que el cambio se note, o, de lo contrario el colapso del sector por cuenta de la congestión vehicular llegará más temprano que tarde.

En ese sentido, mientras llega una solución de fondo, hay que tomar decisiones que eviten que el parque automotor que circula en esa zona, especialmente en los sectores de Ciudad Jardín y de Pance siga creciendo.

Para ello las licencias de construcción y también los permisos para la apertura de establecimientos comerciales deben restringirse, y deben mantenerse así hasta que se cuente con la infraestructura necesaria para que el ingreso de más carros no ocasione un infarto vial. En las actuales condiciones es irresponsable permitir que la ciudad siga creciendo hacia el sur.

El problema originado por la falta de vías en esta parte de Cali es tal que requiere una solución articulada, y como las obras proyectadas no estarán listas de un día para otro ni tampoco serán la solución definitiva para el tema, hay que pensar en medidas de largo plazo y en una mayor presencia de las autoridades de tránsito en el sector, no solo con las fotomultas móviles, sino también con una mayor regulación para poner más orden y tratar de agilizar.