marzo 13, 2017

La indolencia del Gobierno y las Farc

¿Los cabecillas guerrilleros dirán qué hicieron con los desaparecidos?

Aunque el Gobierno Nacional se empeña en vender el acuerdo con las Farc como la mejor negociación de paz que se ha hecho en el mundo, esto resulta imposible de creer, sobre todo si se mira desde la perspectiva de las víctimas.

Entre los muchos pendientes que el acuerdo no resolvió están los desaparecidos. Ciudadanos que fueron secuestrados por el grupo armado ilegal de los que nunca más se volvió a saber. Según la senadora Susana Correa, son más de 2.760 las personas secuestradas por las Farc que continúan desaparecidas.

Entre las tantas víctimas de quienes solo hoy se acuerdan sus familias, porque tanto el Gobierno como la guerrilla pasan de largo cuando se les pone el tema, se encuentra Ana Raquel Rojas de Ruiz, secuestrada por las Farc en una pesca milagrosa en el kilómetro 23 de la vía Cali – Buenaventura hace 20 años.

Ya han pasado tres meses desde la firma del acuerdo de paz y aún las Farc no entregan información sobre los desaparecidos. ¿Lo harán?

La justicia especial de paz es la última oportunidad que tienen miles de familias para recibir la información que les permita hacer sus duelos, por eso la entrega de datos precisos y verificables sobre cada uno de los casos de secuestrados que nunca regresaron debe ser una condición inamovible para que los cabecillas guerrilleros puedan acceder a beneficios judiciales. Dejarlos libres sin que cuenten la verdad sería revictimizar a los desaparecidos y a sus dolientes.