Abril 24, 2017

La elección de alcaldes en segunda vuelta

Esta fórmula ayudaría a tener mandatarios con un mayor margen de gobernabilidad.

Dentro de las recomendaciones hechas por la Misión Electoral Especial para ser incluidas en la reforma política una de las más necesarias es la implementación de la segunda vuelta en las elecciones de los alcaldes de las seis ciudades más grandes del país.

Lo recomendado por los expertos es que en aquellas grandes capitales en las que el candidato con mayor votación no supere el 40% de los sufragios y tenga al menos diez puntos de ventaja sobre su más cercano competidor, haya una nueva votación entre los dos primeros, tal y como se hace desde 1994 en la elección del presidente de la República.

Esto es una necesidad para evitar la elección de alcaldes con mayorías precarias, pues al ser elegidos con menos del 40% de los votantes, llegan a los cargos con un respaldo que en términos reales equivale a menos de un cuarto de la población total, esto los pone rápidamente en aprietos de gobernabilidad y en dificultades para iniciar transformaciones estructurales y tienen que dedicarse a lidiar con su impopularidad. Los ejemplos de esto abundan en la historia de la elección popular de alcaldes de las principales ciudades.

Sin embargo, en este punto hay que tener cuidado de no caer en la tentación de aplicar la segunda vuelta en ciudades con menos de un millón de habitantes, pues la disperción electoral se presenta únicamente en los grandes centros urbanos, en los municipios pequeños, difícilmente el tarjetón para elegir alcalde lleva más de cuatro candidatos, así que sería un gasto inoficioso. Ojalá ese punto de la reforma sea aprobado tal cual como lo recomendaron los expertos.

  • Aldemar Ceballos

    Esta reforma también es valida si se presentan más de 4 candidatos, de lo contrario se haría muy onerosa la elección de candidatos.