Agosto 25, 2015

Caterine se impuso en la final con una distancia de 14,90 metros

La campeona mundial ya piensa en el oro olímpico

La atleta colombiana Caterine Ibargüen afirmó desde Pekín, tras ganar su segundo título mundial consecutivo en salto triple, que su objetivo más importante será el oro en los Juegos olímpicos de Rio de Janeiro en 2016. “Rio es uno de mis grandes objetivos, Rio es la cereza que le falta al pastel, seguiré trabajando para eso”, afirmó Ibargüen.

“Espero seguir teniendo grandes resultados. La medalla de oro en el Mundial era mi gran competencia de este año, así que hemos cumplido el objetivo”, dijo la antioqueña  tras su victoria número 29 de forma  consecutiva.

La primera alegría para Caterine en un Mundial fue  en Daegu-2011cuando se quedó con el bronce  y ya en Moscú-2013 consiguió el título, que revalido ayer. “Toda competencia tiene una gran importancia, pero el Mundial era especialmente importante porque quería seguir manteniendo el título para mi país. Ameritaba estar bien y disfrutarlo, tenía que hacer cada salto de forma excelente. Estoy muy contenta con el resultado”, aseguró.

Ibargüen, que llegaba con una mejor marca anual de 14,88 metros, se impuso en la final con 14,90 metros, conseguidos en el cuarto de sus seis intentos. Segunda fue la israelí Hanna Knyasyeva-Minenko (14,78) y el bronce para la kazaja Olga Rypakova (14,77).

Caterine no pierde desde hace 36 meses
Ibargüen se fue de los Juegos Olímpicos de Londres-2012 con la medalla de plata colgada y una notable marca de 14,80 pero derrotada por Rypakova, que saltó 14,98. Nadie ha podido con ella desde entonces, y acaban de cumplirse tres años de aquella final olímpica.

  • Riascosh Riem

    Imparable Katerin; muestra fehaciente que cuando se trabaja con disciplina y dedicación se pueden conseguir grandes conquistas, alcanzar los sueños.