enero 13, 2018

Hay que recordar que así empezó Venezuela

¿Justicia legislativa?

Una cosa es que se profieran fallos para garantizar derechos y otra muy distinta que se legisle desde los tribunales.

El Gobierno Nacional sigue equivocado en el debate sobre las circunscripciones especiales de paz, al insistir en crearlas por vía judicial. Después de que el Congreso de la República, que es la institución competente, las negó, el Tribunal Administrativo de Cundinamarca, en un fallo de tutela, las dio por aprobadas y le ordenó al presidente del Senado, Efraín Cepeda, incluir el acto legislativo en la Gaceta del Congreso, para que siga el trámite normal, como si nada hubiera pasado.

¿Habrán medido el Gobierno Nacional y los magistrados que tomaron esta decisión las consecuencias de este fallo? ¿Serán conscientes del desequilibrio institucional y el daño que le hacen al sistema democrático colombiano al imponer reformas constitucionales por vía judicial?

Se equivocan quienes reducen este debate al tema político, aquí no se trata de la conveniencia o inconveniencia de crear estas 16 circunscripciones electorales, de lo que trata este debate es de la defensa de la institucionalidad y los procesos legales.

Si el Gobierno está convencido de la necesidad de crear estas circunscripciones e insiste en hacerlo, está bien, pero el trámite se debe realizar dentro de los parámetros legales, es decir, debe acudir de nuevo al Congreso de la República.

Es muy preocupante que haga carrera una forma de gobernar en la que el Poder Ejecutivo acata las disposiciones de los otros poderes, incluido el poder ciudadano, como ocurrió con el plebiscito, según su parecer y conveniencia, pues esto socava la solidez institucional de la democracia, hay que recordar que así empezó Venezuela, que hoy es prácticamente un régimen de facto.

Si los victimarios tendrán curules aseguradas en el Congreso, lo lógico es que allí también estén representadas las víctimas, pero las curules para éstas se deben crear por la vía constitucional.