junio 26, 2018

Javier, Paul y Efraín. ¿Qué dice Ventanas de estos colegas inmolados?…Lea.

Por Fabio Larrahondo Viáfara

Para tener en cuenta 1:
– Los especialistas de Medicina Lega confirmaron lo que todos sospechábamos, aunque yo en el fondo tenía una pizca de ilusión para que no fuera realidad, que todo fuera una pesadilla mal contada.

Es duro confirmar que exista tanta maldad disfrazada: a nombre de la “lucha guerrillera” fueron asesinados los tres integrantes del equipo periodístico de “El Comercio”, de Quito/Ecuador, que llegó a zonas limítrofes con Colombia en cumplimiento de la misión de informar sobre el aumento de la violencia en esta frontera.

Para tener en cuenta 2:
–  Medicina Legal de Colombia dio a conocer que los cuerpos encontrados en una fosa común, donde había otro cuerpo, corresponden a los periodistas Javier Ortega, de 36 años, y Paul Rivas, de 45 años, lo mismo que de su conductor Efraín Zegarra, de 60 años.

Los mataron con disparos de corto alcance, es decir en estado de indefensión y llenos de terror al descubrir tanta maldad.

Para tener en cuenta 3:
– Tuve oportunidad de trabajar en Ecuador, precisamente en el diario “El Expreso”, de Guayaquil, y de compartir con periodistas de otros medios, incluyendo El Comercio, y por eso puedo dar fe de la pasión que le ponen a su trabajo, a su labor profesional, se entregan de lleno a la reportería, el análisis y la opinión.

De tal forma que no me extraña el arrojo de este equipo al acudir en busca de la información en el sitio de los acontecimientos.

Para tener en cuenta 4:
– El equipo periodístico inicialmente fue secuestrado y pidieron a cambio la liberación de tres bandidos en cárceles del Ecuador…Lógico que el presidente Lenín Moreno no iba a aceptar esa exigencia, no lo podía hacer…Y vino el desenlace fatal luego de anunciarlo por el mismo “Guacho”, que resultó un chacal.

Para tener en cuenta 5:
-Va mi abrazo grandote de solidaridad a las familias de Javier Ortega, Paul Rivas y Efraín Zegarra…perdonen que los hayan asesinados colombianos con el alma llena de cosas infernales.

-Chao…Nos vemos mañana…Gracias a DIOS por todo…y que la fe siga creciendo firme…