octubre 24, 2012

IMPUESTO SOBRE LA RENTA PARA LA EQUIDAD CREE

cabrera-y-asociados-sa

Leídos los artículos 29 a 33 del proyecto de reforma tributaria, se observa la implementación del denominado CREE (Impuesto sobre la renta para la equidad) cuya pretensión es generar recursos para financiar el desmonte de los aportes parafiscales a Sena, Icbf y salud, a cargo de los empleadores, cuyo peso en los resultados es equivalente al 13.5% de la nómina de salarios. Para el efecto se propone disminuir la tasa nominal de impuesto sobre la renta pasando del 33% al 25% y generar un nuevo tributo (El CREE) con una tarifa igual al 8%. Sin entrar en análisis detallados, el futuro CREE nos genera los siguientes comentarios:

Es obligatorio para sociedades personas jurídicas que sean contribuyentes del impuesto sobre la renta, lo cual quiere decir que no es obligatorio para i) entes contribuyentes que no sean personas jurídicas. Verbigracia: sociedades de hecho, comunidades organizadas y empresas industriales y comerciales del estado. ii) entes contribuyentes que no sean sociedades. Ejemplo: entidades del régimen tributario especial, cajas de compensación que sean contribuyentes, fondos de empleados contribuyentes iii) no contribuyentes del impuesto iv) personas naturales v) sucesiones ilíquidas.

La base gravable se obtiene aplicando la siguiente fórmula: ingresos netos – costos – deducciones sin incluir la deducción por inversión deducible. De esta manera los siguientes rubros no pueden disminuirse de la base gravable: i) las compensaciones porque técnicamente no son costos ni deducciones, ii) los descuentos tributarios, iii) las rentas exentas con excepción de las legalmente permitidas (como las provenientes de aplicar la decisión 578 de la CAN).

La base gravable mínima igual a la renta presuntiva prevista en el artículo 188 del estatuto tributario, equivalente al 3% del patrimonio líquido del año anterior, que podría entenderse como una renta presuntiva sin depuraciones, es decir sin permitir detraer activos excluidos y aplicable a todo tipo de contribuyente del impuesto de renta sin considerar las entidades excluidas previstas en el artículo 191 (ESP, empresas de transporte masivo de pasajeros, sociedades en liquidación, etc).

Si se considera que la expresión ingreso neto es equivalente a ingresos brutos – devoluciones rebajas y descuentos – ingresos no constitutivos de renta, se tiene que la base puede disminuirse con: i) los ingresos constitutivos de ganancia ocasional, porque la expresión ingreso neto sólo tiene definición en la depuración ordinaria (art 26 E.T). ii) los ingresos no realizados fiscalmente, tales como: ingresos por método de participación, ingresos de períodos anteriores contabilizados en el período gravable, ingresos por recuperación de provisiones o pasivos estimados, que hayan generado previamente gastos no deducibles hasta concurrencia de dichos gastos.

A simple vista sin hacer análisis más exhaustivo, se eleva la tarifa impositiva a entidades que actualmente gozan de beneficios tributarios, tales como: i) zonas francas ii) rentas exentas artículo 207-2 excepto numerales 7 y 8 (Contratos de arrendamiento financiero para vivienda con duración no inferior a 10 años, nuevos productos medicinales y software), aunque en el caso del numeral 8 la situación es inocua porque el beneficio sólo aplica hasta el año 2012. iii) sociedades nuevas solicitantes de los beneficios tributarios de la ley 1429 de 2010 iv) empresas que hayan realizado pactos de estabilidad jurídica con relación a la deducción por inversión en activos reales productivos, dado que esta partida no la podrían restar de la base gravable.

No sería base de anticipo de impuesto sobre la renta para el año siguiente, bajo el entendido que el CREE es un impuesto diferente al impuesto sobre la renta. Saco esta conclusión porque en el artículo 29 del proyecto se afirma que a partir del 1 de enero de 2013 se crea el impuesto sobre la renta para la equidad y porque en el artículo 33 se manifiesta que se trata de un tributo de destinación específica.

Una discusión que puede generarse es si a pesar que la norma lo rotula como un impuesto, en realidad se trata de una contribución parafiscal con lo cual no faltará quién sostenga que puede deducirse para el cálculo del impuesto sobre la renta.

Raúl Fernando Hoyos Calderón