diciembre 20, 2016

Hay tensión tras racha de ataques

Tres hechos que dejaron al menos 13 muertos y decenas de heridos, inicialmente atribuidos a ataques islámicos, encendieron las alarmas de la comunidad internacional en las últimas 24 horas.

El primer caso ocurrió en Ankara, Turquía, donde el embajador ruso, Andrei Karlov fue, asesinado a tiros en una rueda de prensa en un centro cultural por un policía turco que al momento de disparar gritó “Alá es grande”.

El segundo hecho se registró en Berlín, donde un camión embistió a la multitud en un mercado de navidad. Este ataque dejó 12 muertos y al menos 50 heridos. El conductor del vehículo huyó pero al poco tiempo fue capturado.

El tercer caso se dio en Zúrich, Suiza, donde hubo un tiroteo en un centro de oraciones musulmán, donde tres personas resultaron heridas.

El presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, atribuyó los casos al Estados Islámico y dijo “Estos terroristas y sus redes regionales y mundiales deben ser erradicadas de la faz de la tierra, una misión que llevaremos a cabo con todos los socios que amen la libertad”.