noviembre 02, 2017

Sergio Fajardo, de visita en Cali

“Hay que romper la polarización”

El Diario Occidente dialogó con el precandidato presidencial Sergio Fajardo:

¿Cuáles son las actividades que lo traen por Cali?
Estamos en la etapa de recolección de firmas para presentar mi candidatura a nombre de Compromiso Ciudadano hasta el 10 de diciembre cuando se acaba el plazo.

Ha sido una movilización por toda Colombia. Esta es la segunda vez que vengo a Cali a la recolección de firmas, hoy tenemos un foro en la Universidad Javeriana, visitas a los medios de comunicación, al comité integremial del Valle del Cauca y en la calle recogiendo firmas desde las 9:30 de la mañana en las universidades Autónoma e Icesi.

Hicimos una entregatón con una gran cantidad de personas que han reunido firmas en el Valle

Las encuentas lo favorecen…
Para mí esas encuestas significan que estamos conectando bien con la gente, que el mensaje nuestro de romper la polarización, de apostarle a la reconciliación, a avanzar, a la inteligencia, la decencia, ese es nuestro mensaje. Yo me siento bien a pesar de que algunos piensan que la política es insultar, agredir y caer en esa polarización y nosotros somos la expresión opuesta a la polarización.

Nosotros trabajamos y tomamos en serio la política. La próxima semana vamos a cumplir 18 años desde que empezamos a participar en política. Desde el momento en que tomamos la decisión de construir un movimiento cívico independiente como candidato de la alcaldía de Medellín, recorriendo un camino coherente, consistente, aprendiendo, estrellándonos, pero ha sido el mismo trabajo.

Escenario político
¿Qué significa un escenario político tan distinto con tantos precandidatos y recogiendo firmas?
La posibilidad dentro de todo esto, cuando realizan esas encuestas, es la seriedad del trabajo, es que no empezamos a recoger firmas porque recogemos firmas para esta elección, venimos construyendo desde hace 18 años un movimiento cívico, hemos gobernado y recogido firmas.

Y hemos sido reiterativos en los temas, vamos construyendo. Y eso es potente, porque es mi convicción, cuando usted es coherente y consistente en la vida, genera confianza y ese es el bien político más grande. A mí me van a decir narcotraficante, paramilitar, guerrillero, corrupto, de todo me van a decir, porque hemos construido confianza con la gente.

En una entrevista con Santric , dijo que usted es el candidato de los empresarios…
Unos dicen que soy de ellos y le preguntan a Santric que es una persona de esas de las Farc que generan mucho malestar con la gente, el tiene un estilo muy agresivo de confrontar, de decir las cosas.

Y el señor sale a decir esas cosas sobre mí y entonces dice que soy el poder, el alto empresariado, eso hace parte de la comedia, chistes flojos, sin gusto, sin contenido, y además desdicen a las personas que se ponen a decir ese tipo de cosas.

Yo no me pongo a controvertir, además que las Farc participen en política, ese es el acuerdo y que participen y discutiremos, sin estar enfrentando el uno o al otro, aquí que el que es fuerte es el que grita.

Paz y narcotráfico
¿La paz no se construye con sólo dialogar?
Es un primer paso. Y articular, saber quienes están, cuáles son las responsabilidades. Ese es el arte de gobernar para que se pueda gobernar. Cómo articulan las diferentes entidades. Esa es la magia de gobernar y no se ha hecho. Por Tumaco y por Colombia, porque esto se convierte en un referente para quitarle credibilidad y fuerza a la construcción de la paz.

El narcotráfico y los cultivos ilícitos se están convirtiendo en la columna vertebral de los nuevos conflictos. ¿Hacia dónde cree que debemos ir?
Sustitución de cultivos, oportunidades para estas personas. Ese es el reto, por eso Tumaco es emblemático, es el más difícil de Colombia. Si usted en Tumaco muestra cómo pueden empezar a trabajar, le está mostrando a todo el país que se puede transformar. Es difícil. Hay puntos neurálgicos en Colombia: Tumaco, Norte de Santander, Antioquia, esto no es sorpresivo.