junio 07, 2018

Las críticas porque no es caleño resultan absurdas

Hay que darle la oportunidad a Villamizar

Al nuevo funcionario hay que darle tiempo para que demuestre lo que sabe.

Sin duda, la Secretaría de Seguridad es uno de los cargos más complejos que tiene la administración municipal de Cali, pues la intranquilidad, producto del acoso de los delincuentes, es uno de los factores que más afecta la calidad de vida de los caleños.

Después de casi tres meses sin un titular en propiedad en esta dependencia, tras la renuncia de María Ximena Román, ayer el alcalde Maurice Armitage presentó a Andrés Villamizar como nuevo secretario de Seguridad.

Aunque a diferencia de sus antecesores en el cargo, el nuevo funcionario acredita estudios en la materia y una larga trayectoria en cargos relacionados con el manejo de la seguridad, tan pronto se conoció su nombramiento, en las redes sociales inició una andanada de críticas porque viene de Bogotá y también por cuestionamientos a su paso por la Unidad Nacional de Protección, de la que fue director.

Ni lo uno ni lo otro justifica los ataques contra la administración municipal y contra un funcionario que apenas asumió el cargo.

No se trata de defender a Villamizar, pero legalmente no hay nada contra él y las críticas porque no es caleño resultan absurdas cuando se revisa su hoja de vida.

Por lo menos el funcionario tiene el perfil, hay que darle tiempo para que trabaje y dé resultados, pero tampoco se le pueden pedir milagros, pues el tema de seguridad en Cali es complejo y los homicidios van de nuevo en aumento.

Quienes han pasado por la Secretaría de Seguridad de Cali se han quemado, pero quemar a un funcionario a priori es injusto con él y con la ciudad.

Sí, a Villamizar hay que exigirle resultados, pero también hay que darle la oportunidad de que se gane su espacio con trabajo.