diciembre 06, 2016

Factores clave para una correcta aplicación e implementación del MGC – III

POR: MBA, GABRIEL GAITÁN LEÓN
CERTIFR – ACCA – SOCIO
G&G INTEGRAL DE CONSULTORÍA
LTDA

El representante legal del ente oficial o de gobierno, debe tener absoluta claridad del costo que demanda una correcta ejecución del proyecto de aplicación e implementación del Modelo General de Contabilidad bajo normas internacionales (MGC).

El proyecto es un compromiso a largo plazo (como mínimo de enero 1º de 2016 a febrero 28 de 2019), a menudo basado en cambios administrativos, de la estructura administrativa, en sistemas, procesos contables y controles.  Como he mencionado, aplicar e implementar correctamente el MGC va más allá de la creación de un nuevo formato de estados financieros, e involucrará al representante legal del ente responsable de dirigir el proyecto, quien establecerá la ruta crítica a seguir, incluyendo la comunicación permanente, capacitación y entrenamiento de todos sus funcionarios, particularmente los de la administración y clave del ente.

El impacto sobre los procesos, actividades y los funcionarios del ente, así como los costos resultantes, deben ser monitoreados con frecuencia por parte del representante legal, debido a que pueden adquirir dimensiones importantes y hasta inesperadas.

La correcta ejecución del proyecto no implica necesariamente un rediseño amplio del ente.  Una labor clave para el representante legal de la entidad, por ende, el responsable del proyecto, durante el periodo de preparación obligatoria (año 2016) consiste en identificar aquellas funciones y/o actividades que se van a ver beneficiadas positivamente con la apropiada aplicación e implementación del MGC.

Resalto como factor vital de éxito, llevar a cabo un estudio costo-beneficio con el que se pueda identificar potenciales ganancias al ejecutar las actividades de una nueva manera, al reportar la información financiera oportunamente y en nuevos formatos, mostrando la realidad económica del ente, para la adecuada toma de decisiones.

Considero que un buen punto de partida para los representantes legales de entes oficiales o de gobierno, consiste en efectuar un análisis gerencial de alto nivel de los riesgos inherentes del proyecto, aplicando procedimientos como mapear controles u otras metodologías que permitan administrar y mitigar los riesgos identificados.  Debe asignarse al personal de la administración y clave del ente las tareas de supervisar, reportar y tomar acciones oportunas para cualquier área de riesgo alto, que obstaculice la consecución de los objetivos establecidos.
Hasta la próxima!