febrero 09, 2017

Esto sí es un pecado

¿Está la Arquidiócesis de Cali justificando un caso de abuso sexual cometido por un sacerdote?

Increíbles, ofensivos, inhumanos e indignantes resultan los argumentos de la Arquidiócesis de Cali cuando en un caso de abuso sexual cometido por un sacerdote (condenado por la Corte Suprema de Justicia) responsabiliza a las víctimas (cuatro niños) y a sus padres.

Sea esa la convicción de la institución religiosa o simplemente la coartada con la que pretende librarse de pagar una millonaria indemnización, los argumentos expuestos van en contravía de lo que predica la iglesia católica, pues, a todas luces, lo que sostiene la defensa de la Arquidiócesis de Cali es prácticamente una justificación de los casos en cuestión.

Lo que dice la defensa de la Arquidiócesis a través de su oficina jurídica es que los padres de los menores abusados fueron negligentes en la custodia de sus hijos. Tal vez este argumento se pudiera aplicar en otras situaciones, pero en este caso el abusador era en su momento el representante de una institución defensora de la vida, de los Derechos Humanos, que predica el respeto y la bondad, el líder espiritual de la comunidad a la que pertenecían los menores abusados, es decir, alguien a quien se supone que los padres podrían confiar a sus hijos.

El arzobispo de Cali, Darío de Jesús Monsalve, debe pronunciarse sobre este caso y decir si está de acuerdo o no con esos argumentos. Sería una gran contradicción que el alto prelado validara esas justificaciones, cuando lo que se espera de él y de la institución a la que representa es que defienda a los niños víctimas de abuso sexual con el mismo ahínco que ha defendido el acuerdo de paz con las Farc y las negociaciones con el ELN. 

  • juanca2000

    ESE VIEJO DARIO DE JESUS MONSALVE ARZOBISPO DE CALI DEBE DE SER DE LA MISMA CALAÑA QUE EL CURA WILLIAM DE JESUS MAZO, PERVERTIDO Y CACORRO QUE LO DEFIENDE A CAPA Y ESPADA Y NO LE IMPORTA INCULPAR A LOS NIÑOS DE PERVERTIDOS Y DE PROVOCAR AL CASTO E INOCENTE CURA ENTRE CACORRROS SE ENTIENDEN

  • Fernando Jiménez

    “Arquidiócesis de Cali aclara que no existe ninguna sentencia judicial contra ellos
    Asegura que el sacerdote fue retirado de su cargo de la Arquidiócesis y aclara que no existe ninguna sentencia judicial en contra de esta que la determine.

    Tras las declaraciones que dio el abogado Elmer Montaña sobre el caso del sacerdote condenado William de Jesús Mazo por abuso sexual de cuatro menores, la Arquidiócesis de Cali envió un comunicado en el que manifiesta que esos actos y aun si comprometen a miembros de la iglesia deben ser denunciados.

    Dice que en el caso en mención, el señor William de Jesús Mazo fue condenado y retirado del sacerdocio.

    “Tras las declaraciones que dio el abogado, Elmer Montaño sobre el caso del sacerdote condenado, William de Jesús Mazo, por abuso sexual de cuatro menores de edad y del cual la defensa de la iglesia supuestamente, se negó a pagar una indemnización y culpó a las familias de los niños abusados”, dice el texto.

    COMUNICADO

    Ante la publicación hecha por el periódico El País el 8 de febrero 2017, la Arquidiócesis de Cali se permite informar a la opinión pública cuanto sigue

    Como ha sido la postura de la Iglesia Católica a nivel universal y en Colombia, la Arquidiócesis de Cali reitera su compromiso por hacer de todos y cada uno de sus espacios “lugares seguros” y rechaza de forma tajante cualquier hecho que afecte a los menores de edad en su integridad sexual. De muchas maneras, en la Arquidiócesis se ha hecho público su compromiso con la “cero tolerancia” frente a hechos de esta naturaleza. Se cuenta con un Decreto para la protección de menores y un Manual de conducta ampliamente difundidos. Igualmente recuerda que los actos delictivos cometidos por miembros de la Iglesia, no sólo deben ser denunciados ante las autoridades civiles, sino que éstos son de exclusiva responsabilidad de quienes los cometen.

    Según las Orientaciones de la Santa Sede, la Arquidiócesis de Cali ratifica su compromiso de acompañar las víctimas que puedan existir por abuso o acoso sexual. Para ello, desde hace casi dos años, creó la Fundación NACER (niños y niñas abusados: compromiso de rehabilitación y educación) para el acompañamiento de las víctimas de este flajelo, no solo las que puedan provenir de clérigos, sino como las de otras numerosas realidades.

    En el caso en mención, se informa que el señor William de Jesús Mazo Pérez ha sido condenado penalmente, purga una pena de 33 años de prisión y por Decreto de la Santa Sede, ha sido retirado del sacerdocio.

    Se informa, además, que no existe ninguna sentencia judicial en contra de la Arquidiócesis de Cali que la determine responsable ni penal, ni civilmente del asunto que se ventila y por tal motivo existe la presunción de inocencia, el derecho a la defensa y a un debido proceso al que se tiene derecho constitucionalmente ante las exageradas pretenciones económicas que se buscan.

    Arquidiócesis de Cali Santiago de Cali
    Febrero 9 de 2017″

    (Tomado MSN Noticias)

    El señor del editorial debería empaparse muy bien de las fuentes y no dejar como chisme de barrio cada noticia, parecería que su fobia a la iglesia católica prima sobre la objetividad de una persona que ejerce el periodismo.

    • Indignado

      El Editorial es veraz en cada punto que comenta. El comunicado de la Curia se limita a decir que ellos se están defendiendo del requerimiento que han hecho las victimas para ser resarcidas y que les parece mucho dinero, el que tiene que leer mejor es otra persona, a menos, claro está que solamente esté intentando tergiversar los hechos para liberar a la Diócesis de sus responsabilidades.

  • Jacob Giraldo

    Una joya cáliz sagrado con muchas esmeraldas gota de aceite descomunales, al cuidado de monjitas se perdió y apareció en poder de fulleros en la Nueva Ciudad en USA. Las realidades son tozudas, Francisco I, y su tiempo, fieles de estos tiempos, no comprenden que de siempre la iglesia ha sido lo que es hoy, no ha cambiado un ápice, no ha corrida una coma hacia el sentir genuino del bien, fue un negocio dedicado a la guerra, es un negocio donde la violencia es una constante, un hombre amarrado a su Gólgota en cada segundo de los días es violencia rampante, educación en la violencia y el martirio como redención, santos y santas que no pueden dar un paso por las joyerías que le obstaculizan la compresión de una risa de yeso, otros vivos en el manejo de los centavos de limosnas lucen en su pectorales descomunales cruces recamadas de joyas vistosas, esmeraldas cual diamantes, gotas de rubíes se deslizan cual lágrimas, pobrezas sociales se postran haciéndose malditos por creer en hombres, hambre física de verdad, de un Padre de bondad, de amor, que no pudo sacarse de la manga el tormento o castigo como férula de su inteligencia, las iglesias no han cambiado en nada, solo que hoy en estos momentos de la nube de plasma, ver un símbolo, la cruz es síntoma de que algo humano en algún lugar no se está haciendo bien, y seguirá porque es una cultura del mal, es la piel socarrona de las religiones y sus hombres y mujeres. El mal, y el bien son eslabones de la misma cadena, el ser humano y su inteligencia, todo es creación de hombres para hombres, solo que estos últimos son los más, y los mas crédulos sin interrogantes, de plácemes porque otros deciden por ellos los perores mitos. En el caso del daño a los menores, niños, niñas, con tendencias a las autodestrucciones causa de sus traumas, no hay perdón de los malditos,” mejor les fuera amarrarse un bloque de motor al cuello y…” y esto en el caso del pedófilo individual, cura de pueblo, obispo, cardenal papable, monjas, pero los Pontífices modernos Juan Pablo II, Benedicto XVI, que con sus decisiones dejaron vía libre a las destrucciones y asesinatos morales en masa, ellos son lo que no tienen nombre, y así ha sido durante toda la historia de las iglesia Romana Apostólica y pare de contar. Para la muestra un boton con ojal y todo, como turista mire con su lente las fachadas del Santuario de las Lajas en Nariño, ¡pues!.

  • Jorge Gutiérrez

    Cada dia la iglesia con estos exabruptos perderá mas y mas clientes, no fieles. Porque la fe religiosa en cualquier credo, no es mas que un negocio, en el cual los inocentes y pobres de espiritu, a veces caen muy facil. Que vergüenza esto. Como puede ahora un sacerdote católico pararse frente a un grupo de feligreses a predicar bajo el titulo de sacérdote católico, cuando sus lideres, son benevolentes con el abuso de menores y tantas otras cosas que se guardan bajo la sotana, solo para que los borregos no salgan de su cerco. Terrible!

  • juanca2000

    EL PAPA fRANCISCO DEB DE IMPONER INMEDIATAMENTE UNA ENCICLICA DONDE APRUEBE QUE LOS CURAS SE CASEN Y TENGAN SUS PAREJAS E HIJOS, ASI SE ACABARA DE UNA VEZ POR TODAS CON ESE MUNDO DE CURAS CACORROS Y MARICAS QUE EXISTEN QUE BUSCAN ES SATISFACERSE A TRAVES DE LOS NIÑOS DEGENERADOS NO MERECEN EL PERDON DE DIOS

  • chepe

    El hecho de la Iglesia Catolica de prohibir que los Sacerotes Catolicos tengan una vida normal casandose con mujeres como es la naturaleza realmente divina, los hace Cacorros y aberrados sexuales o los vuelve maricas y violan niños niñas y degenerados llevando jovenes para que se los culeen a ellos. ESA ES LA CORRUPCION DE LA IGLESIA CATOLICA y defienden como sea a los curas y a el Dinero de la riqueza conseguida violentando la Fe de los Ciudadanos

  • Alfonso Cardona

    En ese orden de ideas los padres de las víctimas de “la bestia” también fueron negligentes con el cuidado de sus hijos, al igual de los padres de Yuliana Samboní y los de Jaqueline velasco y miles de niños más víctimas de este flagelo. ¿¿¿Y ahora qué dirán??? Que Dios es misericordioso y ya recibieron perdón.