marzo 12, 2018

Es posible ganar en primera vuelta

Por Mauricio Ríos Giraldo

Ganar en primera vuelta es posible. Esa es la principal conclusión arrojada por los resultados de las consultas presidenciales realizadas ayer.

Los cálculos más generosos le apuntaban a que la consulta de la coalición liderada por los expresidentes Andrés Pastrana y Álvaro Uribe alcanzaran máximo entre 4.5 y 5 millones de votos, pero el resultado final sobrepasó todos los cálculos: entre Iván Duque, Marta Lucía Ramírez y Alejandro Ordóñez sumaron 6.1 millones de votos.

A Duque le bastaría lograr un millón y medio de votos adicionales a los 6.1 que obtuvo la consulta de derecha para quedarse con la Presidencia de la República el 27 de mayo…

Y aunque no los tiene asegurados y tiene que salir a buscarlos, no es difícil que los consiga, pues muchos de ellos le llegarán por inercia.

Hay congresistas de otros partidos, -especialmente del Conservador, la U y hasta el Liberal- que estaban a la espera de los resultados de la consulta de derecha para definir qué camino tomar…

Con tan contundente resultado, no es aventurado suponer que los indecisos adherirán más temprano que tarde a la campaña del candidato uribista.

La gran pregunta es qué hará Germán Vargas Lleras. El exvicepresidente, aunque no participó en ninguna consulta es uno de los ganadores de la jornada de ayer, pues la bancada de Cambio Radical -su partido-, se duplicó.
Sin embargo, pese a la fuerza que demostró su maquinaria, Vargas, como candidato presidencial, no tiene ya nada que hacer al lado de Duque, quien quedó empoderado.

La votación que obtuvo la coalición de la derecha dejó claro que el antisantismo y el rechazo al acuerdo con las Farc son mayoría en Colombia, y que quien encarna ese sentir es el expresidente Álvaro Uribe, y, por lo tanto, es su candidato, Iván Duque, el llamado a enarbolar esas banderas.

Si Vargas es pragmático y reconoce esto y se une a Duque antes del 27 de mayo, la derecha arrasaría. Si el exvicepresidente llega en solitario hasta las elecciones, correría el riesgo de que el candidato uribista gane en primera vuelta y se quedaría por fuera del próximo gobierno.

* * *

Por el lado de Gustavo Petro la situación es compleja:

El candidato de la izquierda obtuvo una votación importante, pero que no es suficiente para pasar a segunda vuelta.

Si los 2,8 millones de votos que obtuvo Petro ayer son su techo y Sergio Fajardo y Humberto De la Calle llegan hasta el 27 de mayo, su posibilidad de pasar a segunda vuelta será nula, pues la votación de los electores antiuribistas y defensores del acuerdo con las Farc se dispersará.

Además, si Fajardo y De la Calle llegaran a declinar, difícilmente adherirían a Petro, pues ambos han dado claras señales -como el hecho de no medirse en una consulta con él- de que tienen profundas diferencias con el exalcalde de Bogotá.

Su opinión es muy importante para nosotros, lo invitamos a participar: