diciembre 17, 2016

Encuentro en el Vaticano

El acuerdo con las Farc no puede verse como un dogma, los cuestionamientos no solo son válidos sino necesarios

Pese a la gran difusión que ha tenido la reunión del papa Francisco con el presidente Juan Manuel Santos y el expresidente Álvaro Uribe, en el Vaticano, la utilidad del encuentro está en duda, pues por muy respetado que sea el jerarca católico por el mandatario colombiano y su antecesor, las diferencias entre ambos no se deben a asuntos religiosos, sino políticos.

Si bien un acercamientos entre Santos y Uribe es positivo, no se pueden esperar efectos milagrosos de la audiencia con el Papa, pues lo que hay de fondo no es un asunto de fe sino un debate sobre temas profundos del Estado colombiano relacionados con el acuerdo de paz con las Farc.

El llamado al diálogo que hizo Francisco es positivo, nunca está de mas una manifestación de este tipo, pero no se debe confundir con un mensaje equivocado, pues no faltará quienes traten de utilizar la intervención del Papa para satanizar a todo aquel que se atreva a cuestionar el acuerdo de paz con las Farc, la forma en la que fue refrendado y la manera en la que será implementado, pues hay razones vá-lidas para reclamarle al Gobierno.

El acuerdo de paz no puede verse como un dogma, al contrario, por ser Colombia una democracia, debe discurtise y, si es necesario ajustarse, hasta lograr el consenso de la ma-yoría de los colombianos.

Si el Papa quiere ayudar, debería aconsejarle al Presidente Santos que escuche y respete a quienes piensan diferente, pues allí está el secreto de la paz; condenar a la oposición y desconocer que, como se demostró con el plebiscito, la ma-yoría de los colombianos reprueba el acuerdo con las Farc, es ir en el camino contrario.

  • CARLOS ESCANDON

    La mayoria de los colombianos no somos uribistas, se comprobo la manipulacion del Plebiscito pues siempre se palpo que votar por el NO era un apoyo a Uribe Velez asi no sea un simpatizante de este esbirro que azota a Colombia.