Noviembre 25, 2016

¿En qué consiste el proyecto de ley de inseminación artificial?

La inseminación artificial es una técnica de reproducción asistida que consiste en colocar en el útero de la mujer los espermatozoides para que pueda tener hijos. Esta actividad se está desarrollando en Colombia desde hace unos 30 años, sin embargo, la legislación aun no la regula.

Con el proyecto, que en la alctualidad se tramita en el Congreso, se busca reglamentar la procreación con asistencia científica. También la iniciativa del senador Luis Fernando Duque intenta acabar con la ilegalidad  y la proliferación de laboratorios clandestinos y falsos médicos que se lucran engañando a desprevenidas parejas para que puedan cumplir su tan anhelado sueño de ser padres.

El ponente, Armando Benedetti, tendrá la tarea de exponerlo este martes ante la Comisión Primera del Senado para que pase a segundo debate en la Plenaria.

Puntos a tener en cuenta
Las técnicas de inseminación artificial de las que se refiere la presente ley, se aplicarán a solicitud del interesado cuando se diagnostiquen trastornos de la fertilidad y a fin de sustituir artificialmente la imposibilidad natural de procrear.

Las parejas tendrán derecho a ser informadas y asesoradas sobre los distintos aspectos del procedimiento a aplicar, sus beneficios, consecuencias, resultados y riesgos actuales y futuros. Las instituciones autorizadas para realizar la inseminación artificial deberán contar con un grupo interdisciplinario integrado por un médico, un psicólogo, un trabajador social y un abogado para tal fin.

Estas técnicas solo podrán practicarse en establecimientos médicos constituidos como personas jurídicas, con o sin ánimo de lucro, reconocidos por el Ministerio de Salud, previo concepto de la Comisión Nacional de Inseminación Artificial Humana, y que incluyan dentro de sus estatutos la investigación, diagnóstico y tratamiento médico – científico de la infertilidad humana.

Únicamente podrán considerarse como usuarios de las técnicas de inseminación artificial humana, las personas que se encuentren en óptimas condiciones físicas y mentales para someterse al procedimiento.

El aporte, la donación y el depósito de gametos en ningún caso podrán tener carácter lucrativo o comercial.

Los donantes y depositantes no tendrán acceso a información que pueda revelar datos de los hijos que surgieren de la inseminación artificial, salvo que se trate del cónyuge o compañero permanente de la mujer inseminada.

Todos los Centros o Instituciones en los que se realicen las técnicas de Inseminación Artificial, así como los bancos de recepción, conservación y distribución de material biológico humano, se regirán por lo dispuesto en la reglamentación expedida por el Ministerio de Salud.

Prohibiciones
Mezclar semen de distintos donantes para inseminar a una mujer o para realizar la fecundación in vitro con transferencia de embriones, así como la utilización de óvulos de distintas mujeres para realizar similares procedimientos.

La transferencia al útero en un mismo tiempo de embriones originados con óvulos de distintas mujeres.

Investigaciones o experimentaciones que no se ajusten a los términos de la presente ley o de las normas que la desarrollen.

Al médico responsable de las instituciones que consagra la presente ley, y a los integrantes del equipo multidisciplinario que en ella preste servicios, que participen como aportantes o donantes de los programas de inseminación artificial.