junio 13, 2018

La tasa de trabajo infantil, pasó de 5.9% en el 2016, a 3.9% en el 2017

El trabajo infantil ha disminuido en Cali, asegura el DANE

La Secretaría de Bienestar Social ha venido desarrollando la estrategia de erradicación de trabajo infantil y protección al joven trabajador, y es así como desde el 2015 le ha apostado a la conformación y funcionamiento de los consejos consultivos de los niños y adolescentes, por tal razón, son ellos los protagonistas de este ejercicio de ciudadanía y de la construcción de una Cali que progresa.

En el proceso de fortalecer la participación en los niños, se han desarrollado sesiones de trabajo en comunas y corregimientos de Cali consolidando sus habilidades comunicativas, participativas y colectivas, capacitándolos para el correcto ejercicio de su ciudadanía, involucrando a las instituciones garantes de derechos presentes en sus territorios y diseñando planes de acción en pro del desarrollo de su comuna y corregimiento.

Actualmente existe un Comité Interinstitucional, para la Prevención y Erradicación del Trabajo Infantil que construyó una nueva ruta, con la cual se fortalecen y facilitan los procesos institucionales encaminados a garantizar y reestablecer de los derechos a la población infantil que sufre este flagelo.

En la Secretaría de Bienestar Social, esta ardua labor, de erradicar este flagelo es liderada por el programa Familia y Niñez, de la subsecretaría de Poblaciones y Etnias, quien cuenta con una unidad móvil que se traslada a las diferentes comunas y corregimientos para desarrollar procesos de promoción y prevención con respecto al trabajo infantil.

Dicha dependencia ha capacitado a personas, de distintos sectores de la ciudad, para fortalecer, fomentar la promoción y la prevención, se llevaron a cabo tomas en diferentes espacios de la ciudad, incluidas las estaciones del MIO, también, en articulación con el Ministerio Nacional del Trabajo se llevó a cabo el conversatorio para la Prevención del Trabajo Infantil y Protección al Joven Trabajador, al que asistieron representantes del empresariado, gremios, y delegados institucionales.

En este sentido y la buena noticia para Cali es que según el DANE, la tasa de trabajo infantil, pasó de 5.9% en el 2016, a 3.9% en el 2017.

Según la Secretaría de Bienestar Social, el desafío para la ciudad, es continuar logrando que se generen procesos de transformación cultural frente al trabajo infantil, y que cada ciudadano denuncie y se abstenga de comprar productos a los pequeños, así como de dar limosnas y contratar mano de obra infantil.

Estas últimas contribuyen al mantenimiento de los círculos de pobreza y marginalidad que presenta el país.

“Cuando se realizan estas acciones, se reafirma de manera equivocada que el lugar de los niños es un sitio de trabajo; se vulnera el derecho a la educación, al juego, a la recreación, al deporte y a la cultura, los cuales son necesarios para un sano desarrollo físico, psicológico y emocional”, advierte este despacho Municipal.