Marzo 23, 2017

Los ojos también necesitan hidratac

El síndrome del ojo seco

Aunque se ha hablado de las enfermedades visuales que puede ocasionar la luz azul-violeta a largo plazo, poco se sabe de una molestia inmediata que genera, el ojo seco.

Cada vez es más común que los especialistas de salud visual, reciban consulta por enrojecimiento, rasquiña, ardor y escozor, síntomas de esta alteración ocular que afecta a un 30% de la población.

“El ojo seco se presenta cuando no se genera la cantidad suficiente de lágrimas o las que se provocan son de mala calidad. Cuando existe esta alteración, el ojo esta indefenso ante erosiones e infecciones”, comenta Nubia Bejarano, optómetra del Grupo Essilor.

Algunos de los síntomas más frecuentes de ojo seco son: enrojecimiento, irritación, rasquiña, sensación de arena en los ojos, y visión bo-rrosa que puede llegar a ocasionar dolores de cabeza.

De acuerdo con los especialistas del Vision Impact Institute de Essilor, además de la luz azul-violeta, generada por los dispositivos electrónicos, las luces LED e incluso el sol, hay otros factores que pueden producir o agudizar el ojo seco: el envejecimiento, la artritis, el embarazo, los anticonceptivos, la menopausia, vivir en un clima muy seco o con altos niveles de contaminación y el uso de lentes de contacto por largos períodos.