mayo 10, 2018

Una condición común y poco conocida

El síndrome de la vejiga hiperactiva

vejiga hiperactiva

La Vejiga Hiperactiva (VHA) es definida como un síndrome, ya que corresponde a una combinación de síntomas o signos que pueden presentarse conjuntamente .

Aunque no es un cuadro clínico regularmente conocido por la población e incluso es confundido con otras manifestaciones anormales del tracto urinario bajo (vejiga y uretra), se presenta aproximadamente en 400 millones de personas en el mundo.

Es decir, en un 11,8% de la población global.

De acuerdo con la Sociedad Internacional de Continencia (ICS), el síndrome de vejiga hiperactiva se refiere a “urgencia urinaria, usualmente acompañada de frecuencia y nicturia – con o sin incontinencia urinaria de urgencia- en ausencia de infección del tracto urinario u otras patologías”.

Es por tanto, una condición de origen idiopático o de causa desconocida.

“Aunque la vejiga hiperactiva no es una enfermedad mortal, sí afecta la calidad de vida de manera significativa, generando ausentismo laboral, depresión, aislamiento social e insomnio. Por eso es fundamental que el paciente tenga un diagnóstico temprano que permita iniciar un tratamiento o tomar medidas adecuadas que ayuden a controlar los síntomas”, afirma el Doctor Mauricio Plata, Jefe del departamento de Urología de la Fundación Santa Fé De Bogotá.

Los síntomas de esta condición incluyen: urgencia urinaria, síntoma propio y distintivo de la VHA; frecuencia miccional aumentada o deseo de orinar más de ocho veces en el día y/o más de dos veces en la noche (nicturia), e incontinencia de urgencia, o pérdida involuntaria de orina seguido inmediatamente por urgencia de orinar, que puede o no presentarse en los pacientes que padecen de este cuadro clínico.

Un tratamiento adecuado es suficiente para controlar y reducir los síntomas.

Es clave decir que aunque este síndrome afecta en gran medida la calidad de vida de la población que la presenta, un diagnóstico a tiempo con el especialista adecuado (urólogo) y el tratamiento indicado, pueden disminuir los síntomas y mejorar el día a día del paciente.