marzo 06, 2017

¿Pico y placa para motos o prohibir que circulen en Cali? ¿Usted qué opina?

Culpar a las motocicletas de los problemas de movilidad de Cali es una visión simple

Decretar el pico y placa para las motocicletas, encarecer los impuestos y los seguros para este tipo de vehículos, con el fin de desestimular su compra; limitar el número de motos que se pueden matricular anualmente en la ciudad y hasta prohibirlas son algunas de las ideas que se escuchan con frecuencia cuando se habla de los problemas de movilidad de Cali.

Estas propuestas, desde luego, surgen de una visión bastante egoista y simple, pues sus autores no utilizan motocicletas como medio de transporte y reducen las dificultades que se presentan en las vías de la ciudad a culpar a quienes utilizan este tipo de vehículos.

Si bien hay motociclistas imprudentes, lo que es innegable, no todos lo son; al igual que los conductores de carros, unos respetan las normas de tránsito y otros no. En la lógica de quienes consideran que la solución a la accidentalidad y a la congestión vial de Cali es prohibir las motos, también se debería, entonces, prohibir los automóviles. Es absurdo.

Hay un peligroso discurso de estigmatización contra los motociclistas en la ciudad, y lo cierto es que el problema no son los carros ni las motos, tampoco las bicicletas, es la falta de vías, la falta de cultura ciudadana y la falta de alternativas de transporte público eficiente.

En este último punto, precisamente, está la clave para desestimular el uso de vehículos particulares de todo tipo y descongestionar las vías de la ciudad, por eso es tan importante encontrar una solución al respecto. Mientras el transporte público no sea eficiente para los usuarios, es decir, rápido y oportuno, seguirá siendo la principal motivación para que más caleños compren una moto o un carro y la congestión de las insuficientes vías de la ciudad siga aumentando.