noviembre 15, 2017

El presupuesto de Cali 2018 y el Concejo

Ramiro Varela M.

Tiene la oportunidad el Cabildo Municipal de enderezar la situación económica y financiera del Municipio de Cali, fundamentado en la verdad presupuestal, en el estudio y aprobación del presupuesto para el año 2018, veamos:
Para el MIO se pide el cuarto regalo de los caleños por $78 mil millones, dos de Guerrero y dos de Armitage.

El Cabildo debe aprobar el aporte del subsidio, pero condicionarlo a que en un término se adopte por acuerdo municipal el diseño definitivo del sistema, mandato legal incumplido, y se defina la viabilidad económica y financiera del mismo. No seguir como un barril sin fondo.

Megaobras: no pudieron ni podrán construir las obras faltantes, se liquidar el sistema de la valorización, hay obligación de hacer obras por $1.2 billones y no existen recursos. El Municipio debe devolverle a los caleños la cuota parte que les corresponde, por la no construcción de las obras faltantes. Esto se debe hacer antes de que salga el fallo que quiebre el Municipio, por irresponsable.

El programa Jarillon de Cali debe dar término para hacer el cierre financiero, lo mismo debe hacerse con el Corredor Verde, que aún no se ha iniciado.

En el tema de los gastos de funcionamiento, nómina y PS, deben ponerle un límite en contratos, valor determinado y salvaguardar la estabilidad económica y financiera del Municipio. Tiene un costo político y de aspirantes al Congreso, pero es una oportunidad del Concejo de Cali para lucirse y ayudarle a la administración Armitage a salir de este cuello de botella.