diciembre 06, 2017

El Pimu y las motos

Cualquier decisión que se tome sobre las motocicletas tendrá impacto en la economía de los estratos populares.

Las preocupaciones manifestadas por las organizaciones de motociclistas de Cali en relación con el Plan integral de movilidad urbana, Pimu, que estudia el Concejo Municipal, deben llevar a los miembros de la corporación a analizar en profundidad los efectos que podría tener la implementación de algunos puntos en los más de 400 mil caleños que se movilizan en este tipo de vehículos.

Uno de los puntos sensibles tiene que ver con la eliminación de los parqueaderos exclusivos para motos. Además de prohibir este tipo de estacionamientos, el Pimu plantea un nuevo régimen tarifario para estos negocios, la obligatoriedad de implementar sistemas automatizados y el pago de una contribución, lo que elevará el costo de este servicio.

¿Qué implicaría esto para la economía de los motociclistas? Quienes dejaron el transporte público para utilizar este tipo de vehículos no lo hicieron solo por las demoras del MIO, si no porque además de ahorrar tiempo, ahorran dinero; también, en muchos casos la moto no es solo un medio de transporte, si no un medio de trabajo.

Por lo anterior, más allá de las dificultades viales que puedan generar muchos motociclistas, es fundamental que a la hora de evaluar este punto del Pimu, los concejales tengan respuestas que les permitan tomar decisiones con la certeza de que no le darán un golpe a los estratos populares, que son los mayores usuarios de las motocicletas.

El Pimu también abre la puerta para la implementación del pico y placa para motos, tema en el que la decisión final quedará en manos del Alcalde.

Antes de tomar cualquier decisión encaminada a desestimular el transporte particular, la ciudad debe tener un transporte público eficiente, o, de lo contrario solo se estimulará el caos y la insatisfacción ciudadana.