Diciembre 02, 2016

Por la defensa del paciente

El mal uso del Soat en centros clínicos

El Seguro Obligatorio contra Accidentes de Tránsito, Soat, tan cuestionado por muchos, tiene como objetivo garantizar coberturas en accidentes de tránsito ya sea para la recuperación del paciente, indemnizar por incapacidad permanente, gastos de transporte o indemnizar a familiares por consecuencias fatales.

Su cobertura máxima para gastos médicos, quirúrgicos, farmacéuticos y hospitalarios asciende a $18.383.466.67; monto que debe destinarse para la plena recuperación del paciente usando todas las herramientas médicas que objetiva y éticamente contribuyan a esta recuperación.

Algunas clínicas en Cali valiéndose de comportamientos non sanctos de servicios de ambulancias, pelean la atención de víctimas de accidentes de tránsito, no porque les afane salvar la vida del paciente, ojalá así fuese; la razón verdadera es el monto del SOAT, pues es dinero contante y sonante, que no tiene pierde.

Lamentablemente cuando el paciente ingresa, algunos centros clínicos no miran al ser humano que sufre, sino la tabla del SOAT para agotarla en el menor tiempo posible con exámenes y servicios sin relación real con la verdadera necesidad médica. Lo que no pasa con pacientes que ingresan por causas distintas a un accidente de tránsito; para aquellos no se miden en suministros ni ayudas diagnósticas, ordenándoles radiografías, ecografías, escanografías hasta en las uñas y el pelo; pues la idea es agotar el monto del SOAT.

Agotado el SOAT empieza el viacrucis del paciente, toda vez, que la clínica le informa que la cuenta ya corre bajo su responsabilidad personal, con la consabida negativa de la EPS a responder por su afiliado.

Las víctimas de accidentes de tránsito deben estar atentas para que esto no les ocurra, deben exigir por escrito el fundamento y necesidad de los servicios médicos ordenados, advirtiendo que de ordenar servicios innecesarios, estos deben ser cubiertos por la clínica y no por el SOAT.
Las Secretarías de Salud deben monitorear con celo estos servicios para evitar abusos.