marzo 08, 2018

El domingo próximo

Miguel Yusty

Por supuesto que el próximo domingo 11 de marzo iniciaremos el primer proceso electoral del postconflicto. A partir de las 4:00 de la tarde, cuando se cierren los comicios, los colombianos habremos dado comienzo a un nuevo proceso en nuestra vida Republicana, que nos permitirá entender de qué manera vamos a cerrar las compuertas de nuestras instituciones a toda la serie de alternativas políticas que pretendan liquidar nuestra unidad nacional con programas populistas, que bajo el ropaje de la lucha contra la corrupción, han llegado al poder en otros países llenándolos de pobreza y desolación.

Si bien es cierto, que en Colombia nunca logramos consolidar partidos de cuadros, de agitadores, de ideólogos, como sí aconteció en otros países, hemos podido elaborar una serie de defensas institucionales para que aventureros estatistas del linaje de Chávez y Maduro no puedan hacer camino en nuestros procesos electorales.

Iniciar la derrota del populismo de izquierda es una tarea clave para el próximo domingo. Este trabajo es la antesala de las elecciones presidenciales del 27 de mayo. Toda esta campaña, ha tenido como característica el crecimiento del debate y la polarización, estimulada por el desafío del partido de la Farc, que salieron como ángeles inocentes a compartir los escenarios de la agitación política, en un acto de absoluta provocación, pues los colombianos no han iniciado el necesario proceso de perdón a los crímenes de lesa humanidad que cometieron.

Este 11 de marzo obviamente habrá ganadores y perdedores, pero sin lugar a dudas, los grandes quemados serán todos aquellos que por acción u omisión, estén contemporizando con la impunidad y no hayan tomado distancia de los voceros del populismo de izquierda.