febrero 14, 2018

Por Jaime Sierra Delgadillo | Exdefensor del paciente de Cali

El consentimiento informado en salud no exonera de responsabilidad legal

Cuando una persona va a ser sometida a un procedimiento quirúrgico de cualquier naturaleza y las circunstancias lo permiten, por ley, el médico está en la obligación de solicitar al paciente o sus inmediatos allegados el consentimiento para poder llevarlo a cabo.

Esto se denomina consentimiento informado por las siguientes razones: consiste en la autorización o no autorización, dada por el paciente o sus familiares, al equipo médico para llevar a cabo tratamiento o un procedimiento médico; para lo cual, debe haber sido informado detalladamente sobre los posibles riesgos, complicaciones y secuelas que pueden presentarse durante el desarrollo del mismo, a su vez, de la posibilidad de ser sometidos a otros tratamientos alternativos, aclarando las ventajas y desventajas que puedan traer dichos procedimientos.

De tal suerte, que de manera autónoma, tome la decisión sobre la mejor alternativa de curación.

El consentimiento informado debe ser expreso, es decir, debe constar por escrito y firmarse por médico y el paciente o su acudiente destacando que el otorgamiento de ese consentimiento no exonera de responsabilidad legal al médico que realiza el procedimiento; de tal suerte, que en la práctica del mismo, debe poner al servicio del paciente toda su pericia, experiencia, prudencia y profesionalismo; pues de fallar en cualquiera de estos aspectos o de incurrir en negligencia, puede desatar grave responsabilidad legal por los daños que pueda sufrir el paciente. Incluso, en caso extremo, de que el paciente exonere de toda responsabilidad al médico, dicha exoneración no es tenida en cuenta por los jueces; pues lo que importa, es la probanza de la manera como se realizó el procedimiento.

De fondo, lo que pretenden las normativas sobre el consentimiento informado, más allá, de aspectos legales, es la comunicación clara y fluida, entre el médico y el paciente; que permita pleno entendimiento de todo lo que se va realizar ene l cuerpo del paciente.