junio 24, 2015

El buen uso de la tecnología

Heriberto González

hery77@hotmail.com

Es curioso como siendo la tecnología una parte tan útil en los diferentes campos de una sociedad, se alcancen a oír tantas críticas y mucha gente quejándose acerca de su uso.

Se puede decir que en el campo de la educación el uso de los teléfonos celulares se ha vuelto una forma de distracción para muchos estudiantes que no saben darle el uso apropiado en clase, y muchos profesores ven el uso de diferentes dispositivos tecnológicos como una distracción más que una ayuda en sus clases.

En los negocios los dispositivos se logran establecer de buen uso, sin embargo llega el momento donde las personas se concentran más en éstos que en la palabra de la persona en frente de ellos, volviendo la situación incómoda y menos productiva para un negocio.

Y se pueden nombrar muchos ejemplos donde la tecnología juega un papel más distractor que productivo, resultado del mal uso que hacen las personas de los espacios y tiempos de uso. Pero este artículo surge de hablar con varios menores de edad quienes sorpresivamente no son el foco del problema si no los afectados.

Es tan sorpresivo como deprimente oír jóvenes quejándose de la falta de tiempo de sus padres debido a lo concentrados que están en todo momento de algún dispositivo tecnológico. Dice una pequeña, “mi mamá y mi papá son lindos conmigo, pero pasan la mayor parte del tiempo chequeando sus teléfonos celulares”.  Dice un niño, “mi mamá sólo la oigo comentando de lo que lee en Facebook”.

La tecnología es uno de los grandes cambios que ha tenido la sociedad para bien.

Pero como en todos los procesos hay quienes toman las cosas por un lado diferente. No se debería saber de ninguno de estos casos, pero en especial oír a los pequeños sentirse desplazados por un teléfono celular o un computador es casi llegar a los límites.

La tecnología en todas sus formas ha sido pensada para una mejoría de los diferentes procesos, es casi que personal y/o individual hacer un buen uso de ésta, sacando provecho de todas sus ventajas sin afectar nuestra parte humana.

Corrección ortográfica por: María Esperanza García Ramírez. esperanza_21@hotmail.com

  • José

    No puedo estar más de acuerdo. La tecnología hay que usarla bien tanto laboralmente como en forma de ocio.
    Saludos.