junio 13, 2018

Esperamos ampliar esta iniciativa, que muchos barrios de Cali

Ecobarrios: transformación urbana de Cali

A través de criterios de sostenibilidad y ecotecnias que permitan mitigar la generación de gases de efecto invernadero y la adaptación al cambio climático, el Departamento Administrativo de Gestión del Medio Ambiente, Dagma creó el proyecto ‘Ecobarrios’.

Para la ejecución de esta iniciativa, se efectuaron diferentes fases de intervención como prueba piloto en los barrios San Antonio y Aguacatal, en los que se implementaron acciones o prácticas ambientales a partir de capacitaciones y formaciones para el fortalecimiento de la comunidad y la apropiación técnica para realizar sistemas de riego con captación de aguas lluvias, preparación de abonos y cultivos, construcción de huertas urbanas, composteras domésticas, y mercados orgánicos, que les permitió incentivar tejido social entre comunidades y, además, generar emprendimiento y oportunidades de empleo.

Como resultado de este trabajo se realizaron alrededor de 80 huertas y jardines en cada barrio, 80 composteras y 2 pacas digestoras construidas y funcionando.

Además, se consolidó el fortalecimiento del desarrollo de mercados verdes, solidarios y justos, realizados cada sábado en el barrio San Antonio, talleres de preparación de alimentos saludables utilizando la cosecha de los jardines productivos, iniciativa de los habitantes de la Urbanización El Aguacatal.

También se encuentra la instalación de plaquetas en cerámica artesanal, realizadas por la misma comunidad, con imágenes alusivas al censo de las aves identificadas en el Ecobarrio San Antonio, y la instalación simbólica de señalética para comunicarle a los habitantes y visitantes que el barrio se encuentra en transición urbana para la sostenibilidad.

A través de un diplomado en ‘Ecobarrios’, 80 personas de la comunidad de San Antonio y El Aguacatal fueron certificadas en las diferentes fases para el fortalecimiento comunitario.

Como parte importante de esta estrategia se encuentra el trabajo de educación y aprestamiento que lideró el grupo de Educación Ambiental del Dagma, a través de los Procedas, iniciativas comunitarias, desarrollados por grupos organizados de la ciudadanía con el objetivo de contribuir a la solución de problemas concretos, a partir del conocimiento del territorio, lo cual les permitió realizar el montaje de huertas urbanas en las comunas 3, 4, 5, 10 y 20, a partir de la participación comunitaria y la autogestión de estas iniciativas.

También, se realizó la dotación de energía sustentable a través de paneles solares instalados en la Institución Educativa de Santa Libra Sede Carlos A. Sardi, ubicado en el barrio San Antonio.

Esta sería la primera institución en adoptar y funcionar con energía solar en la ciudad.

Este proyecto fue realizado por el Dagma a través de los grupos de Calidad del Aire, Educación, Participación y el Vivero Municipal; y fue ejecutado con recursos de la sobretasa ambiental, bajo un Convenio Interadministrativo entre la CVC y la Universidad del Valle.

“Este es un proyecto muy bonito. Hemos logrado que la comunidad se apropie del tema, trasformando su barrio, su vivienda en un ‘Ecobarrio’ que les permita ser sostenibles y que les genere una oportunidad, un empleo ecológico y todo esto a través de un proyecto de educación ambiental, además de estar contribuyendo a mitigar los efectos del cambio climático”, señaló Gissela Arizabaleta, jefe del grupo de Calidad del Aire del Dagma.

“Esperamos ampliar esta iniciativa, que muchos barrios de Cali, acojan esta estrategia para fortalecer sus vínculos y para incorporar nuevas medidas de adaptación relativas al cambio climático”, puntualizó Arizabaleta.