noviembre 23, 2017

¿Dónde están los exguerrilleros?

Ojalá después de la reunión entre Santos y “Timochenko” haya una respuesta clara.

Según un informe de la ONU, de los casi ocho mil guerrilleros de las Farc que entregaron sus armas, el 55% ha abandonado los campamentos para la reintegración. Tan pronto Jean Arnault, director de la misión del organismo en Colombia dio a conocer esta información, el Gobierno Nacional la descalificó, al punto que el alto comisionado para la paz, Rodrigo Rivera, las tildó de “injustas”, y el ministro para el Posconflicto, Rafael Pardo, dijo que esto no quiere decir que los excombatientes hayan abandonado el proceso, pues pueden entrar y salir libremente de estos sitios.

La gran pregunta es si el Gobierno tiene la certeza de dónde se encuentran los exguerrilleros que han salido, qué están haciendo y si puede garantizarle al país que no han regresado a delinquir, pues el informe de la ONU coincide con la proliferación de bandas criminales en las zonas que otrora controlaban las Farc.

En este caso es mejor pecar por desconfiados y no por ingenuos, pues si los más de cuatro mil exguerrilleros que no están en los campamentos de transición se han unido a las disidencias de las Farc o se han unido al ELN o alguna banda criminal, el proceso de paz será un fracaso total y el desgaste institucional de la negociación, los recursos y el tiempo destinado a este tema serán perdidos.

Este debe ser el tema central de la reunión que tendrán mañana el presidente Juan Manuel Santos y “Timochenko”, pues los cabecillas del grupo armado ilegal, hoy jefes políticos, deben responderle al país por este tema, pues resulta inadmisible que los miembros del secretariado gocen de grandes beneficios, entre ellos millonaria financiación para su partido y curules gratis en el Congreso, y ellos no le garanticen al país la verdadera desmovilización de sus tropas.