junio 08, 2018

Día de los estudiantes

Luis Ángel Muñoz Zúñiga

Nos acordamos que existen los estudiantes cuando escuchamos alguna de estas dos canciones: “Amor de estudiante” de Roberto Jordán y “Que vivan los estudiantes” de Mercedes Sosa.

La primera es una balada romántica y la otra una canción protesta escrita por Violeta Parra.

Aunque los cronistas y los historiadores no lo incluyan en sus libros, recordemos que los estudiantes han hecho parte de los movimientos sociales y políticos que le trazaron los derroteros a la historia colombiana.

Los ideólogos que a principios del siglo XIX forjaron la rebelión contra el colonialismo español, fueron líderes que recién dejaban las aulas universitarias y se interesaron por la libertad de su patria.

Es curioso que en el siglo XX la primera forma de protagonismo estudiantil de los años 30, especialmente en Bogotá, Medellín y Popayán, sea la organización de reinados universitarios y de carnavales por el centro de las ciudades.

“Era una expresión contra el aislamiento que tenía la sociedad de entonces con la clase estudiantil”, testimonió Gerardo Molina.

Tres décadas después, cuando tal costumbre ya había desaparecido, los universitarios caleños quisieron reivindicarla coronando a Jovita Feijoo como la reina de los estudiantes.

Pero precisando cual es el origen de la fecha de conmemoración, tenemos que se tomó el 8 y 9 de junio, en homenaje a la memoria de Gonzalo Bravo Pérez, universitario muerto en las manifestaciones de 1928 contra el gobierno de Miguel Abadía Méndez. Años después, el 8 de junio de 1954, cuando los estudiantes de la Universidad Nacional marchaban contra la dictadura de Gustavo Rojas Pinilla, también muere Uriel Gutiérrez Restrepo.

¡Que vivan los estudiantes!