noviembre 01, 2017

Campesinos levantan protesta

Día clave en minga indígena

Luego de la interlocución de la Gobernación del Cauca, los cultivadores de coca y campesinos levantaron el paro que adelantaban en ese departamento desde hacía dos semanas.

La decisión se toma previo a la reunión que sostendrán hoy la comisión de ministros que se desplazará hasta este Departamento para dialogar con los indígenas.

Por lo menos doce mil manifestantes se encontraban adelantando protestas desde hace nueve días en diferentes puntos de la carretera Panamericana.

Representantes del gobierno nacional y voceros de los agricultores firmaron ayer en la Gobernación del Cauca un acta de entendimiento en la que estuvo como garante el gobernador del Cauca, Oscar Campo.

Al término del encuentro el líder campesino Jhonatan Centeno indicó que se instalará una mesa de concertación con el gobierno nacional y que los campesinos retornarán a sus sitios de origen.

Por su parte, el gobernador del Cauca, Oscar Campo hizo un llamado a los campesinos para sea el diálogo y no las vías de hecho, el mecanismo que permita alcanzar la concertación y consolidación de escenarios de negociación frente a los pliegos solicitados.

El mandatario destacó que el gobierno nacional está dispuesto a revisar los pliegos, inversiones y proyectos para trabajar oportunamente y alejar cualquier posibilidad de vías de hecho y/o obstrucción en la vía Panamericana.

Protesta indígena
Con la finalización de la protesta campesina, queda pendiente la movilización que adelantan indígenas, que también se han congregado en la vía Panamericana y que hoy tendrán un encuentro crucial con el gobierno nacional en Caldono.

El viceministro del Interior, Luis Ernesto Gómez, anunció que tres ministros estarán hoy presentes dialogando con los líderes de la movilización para revisar los compromisos que se hicieron con ellos en materia de seguridad, tierras, salud, educación .

Así mismo, el gobierno convocó a la Comisión de Derechos Humanos de los pueblos indígenas, para analizar las medidas de protección de los dirigentes de esas comunidades que han denunciado amenazas.

Los nativos permanecen a la espera de las decisiones que se tomen en el encuentro de este miércoles para decidir si van o no a paro.

Vigilancia en vía al mar
La fuerza pública permanece vigilando la vía al mar en el sector de La Delfina donde se han concentrado un grupo de indígenas del Valle del Cauca.

Tanto la policía como el ejército y el gobierno departamental garantizaron la movilización por la vía a Buenaventura.

Ayer varios intentos de taponar la vía fueron disipados con gases lacrimógenos, mientras la policía denunció que además de piedras y palos colocados en la vía fueron encontradas cargas explosivas.

Según indicó la Policía Valle, se investiga la identidad de cuatro encapuchados que el pasado lunes incendiaron un vehículo de carga en ese sector de la vía al mar.

Ayer, luego de un consejo de seguridad, el gobierno del Valle reiteró a los indígenas que sigue dispuestos al dialogo.

La gobernadora del Valle del Cauca Dilian Francisca Toro destacó que ayer había libre movilidad en la carretera y enfatizó que ha cumplido los acuerdos pactados con las comunidades indígenas en el Valle.

Ayer 60 integrantes de la comunidad Nasa se tomaron la antigua casa del Migrante en Jamundí, por lo que la alcaldesa encargada Martha Ferrer busca un diálogo con ellos.