junio 07, 2018

Decidir con esperanza

José David Solís Noguera

Nuestra democracia pasa por un momento histórico y nos permite afianzar la confianza en la institucionalidad del Estado.

Se viene un nuevo compromiso con el futuro del país y es aquí donde debemos reforzar nuestra lucha por la memoria histórica para decidir en nombre del bienestar de los colombianos. Nuestro deber moral como ciudadanos y ciudadanas constituye buscar en la democracia ese elemento movilizador del Estado de derecho.

Nuestro país ha logrado superar una violencia política y aunque la influencia de los poderes ilegales en la política siga paseándose por algunos escenarios, puedo asegurar que la representación de los más diversos intereses sociales del pueblo colombiano han sido útiles para blindar la democracia.

Hoy nos enfrentamos con ideas y proyectos y por eso nuestras decisiones no deben ser miradas como una revancha, porque aunque sean muchas las diferencias ideológicas entre las dos opciones a la Presidencia, aplaudo con esperanza que – Petro y Duque – han expresado lo mejor para el futuro de los colombianos.

El 17 de junio tenemos una cita con la vida y será el momento para exigir a través del voto la transparencia en los asuntos del poder.

Hace 30 años eran las balas las protagonistas en el país y estoy completamente seguro que Colombia no olvidará jamás el asesinato de Luis Carlos Galán, Bernardo Jaramillo y Carlos Pizarro, candidatos que fueron víctimas de la violencia política.

Hoy, la izquierda y la derecha tienen mejores garantías y me llena de alegría saber que las propuestas – y no las balas – serán las protagonistas de una nueva jornada electoral.