marzo 27, 2013

Cuidados básicos para una piel sana

piel-mar-25

El cuidado de la piel y su adecuada limpieza, son dos temas importantes que requieren ayuda de especialistas en su tratamiento.
Olga Becerra, dermatóloga de la droguería especializada Cutis, recomienda mantener la piel limpia, se tenga acné o no: “Si vamos a hablar de prevención estamos hablando de la limpieza. La piel se puede limpiar con sustitutos de jabón, o productos que contengan ácido salicílico, pero que deben ser formulados por el dermatólogo”.

Asepsia
Así mismo, la doctora Becerra agrega que, en el momento de utilizar el maquillaje, en el caso de las adolescentes, éste también debe retirarse para antes de dormir: “Las niñas deben tener claro que cuando se maquillan, también deben desmaquillarse. La parte de higiene para controlar la grasa y usar limpiadores o sustitutos de jabón para mantener la piel libre de grasa es esencial”.
Mantener una dieta balanceada es recomendable para mantener la piel sana, pero no es lo único que la cuida: “El mito de que la grasa que comes produce acné no es cierto, pero sí puede llegar a empeorarlo”, sostiene Becerra.

Cuidado
Para Rafael Falabella, dermatólogo de la Universidad del Valle, especialista de la Clínica Dermatológica de Cali, uno de los factores para tener una piel sana es cuidarla de la exposición al sol.

“Parece que no entendiéramos que el efecto del sol es igual para los niños, adolescentes y para todas las edades, pues puede ser benéfico pero también nocivo. La cantidad de sol que debemos recibir para efecto benéfico es muy poca, unos 15 minutos o media hora, pero no debe ser todos los días”, dice el Especialista.

“Nunca se deje quemar la piel con enrojecimiento y mucho menos con ampollas, porque las personas que hacen eso son las más propensas a desarrollar ciertos tipos de cáncer dos o tres décadas más adelante. Lo que más le cuenta a uno qué tanto sol ha recibido es la cantidad de pecas que se presentan en la espalda, el cuello, la cara, etc, todos esos son los sitios más vulnerables cuando la gente está en vestido de baño”, agrega Falabella,

El Dermatólogo explica que el daño solar no es igual al bronceamiento, pues éste aparece tres o cuatro días después de asolearse y va aumentando después de que se sigue asoleando, pero el bronceado desaparece luego de dos meses. “El daño cutáneo que produce la radiación ultravioleta es invisible, no se ve pero quedó resgistrado en la piel”, advierte Falabella.

Finalmente, para el cuidado básico y diario que se debe tener frente al sol, Rafael Falabella recomienda aprovechar las sombras y usar bloqueadores.

Lea el especial completo aquí