marzo 05, 2018

¿Cuántas curules ganará el Centro Democrático en el Valle?

Por Mauricio Ríos Giraldo

Dos respaldos de gran valor simbólico, por tratarse de figuras nacionales, recibió el empresario Edwin Ramírez, candidato a la Cámara de Representantes por el Centro Democrático.

Se trata del exvicepresidente Angelino Garzón y del exgobernador antioqueño Luis Alfredo Ramos.

Ramírez ha sido la sorpresa de la lista del uribismo a la Cámara por el Valle del Cauca, pues al inicio de la campaña era un candidato más y ahora es dado como fijo en una de las dos curules que se calcula alcanzará el Centro Democrático por esta circunscripción electoral.

Si bien el expresidente de Grecocentro no arrancó de cero, pues ya tuvo una experiencia electoral como candidato a la Asamblea del Valle del Cauca, en la que obtuvo 8.641 votos, a lo largo de la campaña ha recibido respaldos muy importantes, como el de la senadora Susana Correa -quien constuyó y lidera la estructura del Centro Democrático en el Valle-, el diputado Julio César García y el concejal Roberto Rodríguez, además de su alianza con Jhon Harold Suárez, candidato al Senado, e importantes apoyos que ha sumado en municipios, como el del exconcejal Luis Fernando Agudelo en Palmira.

* * *

Quien también es dado como fijo en una de las dos curules que se cree alcanzaría el Centro Democrático en la Cámara por el Valle es el exdiputado Christian Garcés.

En la campaña de Garcés le están apostando a que el candidato obtenga al menos el 10% de la votación que alcanzó cuando fue candidato a la Gobernación del Valle del Cauca.

En las elecciones de octubre de 2015, cuando enfrentó a la hoy gobernadora Dilian Francisca Toro, Christian Garcés obtuvo 353 mil votos, que lo convirtieron en la sorpresa del certamen eectoral, es decir que la apuesta como candidato a la Cámara es llegar al menos a 35 mil votos.

Con su fórmula con Gabriel Velasco, exgerente regional de la Andi y candidato al Senado, Christian Garcés se ha consolidado en los nichos de opinión, especialmente en Cali.

* * *

Aunque en todas las proyecciones sobre cómo se distribuirán las trece curules de la Cámara por el Valle se le atribuyen dos cupos al Centro Democrático, al interior del uribismo hay quienes están convencidos de que podrían llegar a tres.

Para alcanzar esa meta, el partido, cuya lista a la Cámara sacó 82 mil votos hace cuatro años, tendría que duplicar su votación.

Quienes creen que esto es posible argumentan que el paso de lista cerrada en 2014 a lista abierta en 2018 representará un aumento significativo de electores para el partido, pues están convencidos de que el logo del Centro Democrático será el más marado y que los candidatos aportarán votos nuevos que no se tuvieron hace cuatro años.

En la colectividad están seguros de que la indignación que ha producido ver a los candidatos de las Farc en campaña y la gran insatisfacción ciudadana con el gobierno del presidente Juan Manuel Santos se traducirán en votos por el logo con la silueta del expresidente Álvaro Uribe.

* * *

Por fuera del uribismo hay quienes creen que el Centro Democrático sí crecerá en votación en el Valle, pero no lo suficiente, y sostienen que la colectividad, que actualmente tiene una curul por esta circunscripción, seguirá con un representante.

Si son dos curules, es claro que serán para Christian Garcés y Edwin Ramírez… Y si son tres, ¿para quién sería la tercera? ¿Para Piedad Varela?

Y si el vaticinio que se cumple es el pesimista y es solo una curul para el uribismo, ¿para quién sería? ¿Se impondría Ramírez, gracias a la cantidad de respaldos que ha sumado, o el voto de opinión le daría el primer lugar a Garcés? Hagan sus apuestas.

* * *

Como las curules no estiran, para que el Centro Democrático suba al menos una curul, alguno de los partidos que actualmente tienen presencia en la Cámara por el Valle tendría que perder una, ¿cuál?

* * *