noviembre 09, 2017

“Mano de Dios desvío piedras gigantes”

Corinto: ¡un mar de lodo!

Por Fabio Larrahondo V. | Falavi2005@yahoo.com | @falavi2005
Fotos: Carlos Chavarro-Diario Occidente

Aunque en Corinto, en la tardenoche del martes 7 de noviembre no estaba cayendo ni gota de agua, “la mano de Dios” evitó una tragedia de muy grandes proporciones. Gigantescas piedras arrastradas por el río La Paila, corrieron hacia sembrados de caña y otras zonas despobladas que hoy son un gran playón.

“Bastaba que esas piedras hubiesen corrido hacia el pueblo y los habitantes de los barrios afectados no estuviéramos contándolo, ni sacando barro hoy. La mano de Dios nos salvó, sólo él pudo desviar esa parte de la avalancha”, dijo María Mercedes Tenorio, quien vive en el sector de La Playa, una de las zonas más afectadas por la avalancha.

Al llegar al puente que da paso hacia Miranda se comprende la magnitud de lo expresado por María Mercedes Tenorio y por muchas personas más. Piedras casi del alto de una casa y otras también muy grandes quedaron regadas a lo largo de un extenso recorrido en lo que fueran sembrados de caña de azúcar, mientras que al otro lado del puente llegaron turbiones de agua y lodo.

En el puente una empalizada y grandes piedras formaron un trincho y el río buscó por dónde pasar- Lo hizo por encima de la carretera y superó su profundo cauce o cañón y se fue contra la población. El impacto destructor fue mayor en los barrios La Playa, La Esmeralda, La Décima y El Frijol.

El propietario de un negocio destinado a la venta de maderas, pintura, hierro y abarrotes, estaba sacando lodo con una pala y un balde. Estaba tan profundo que ni el perro lograba salir. “Ahora no sé qué hacer. Este era mi negocio desde hace 40 años y…vea, perdí todo…”. Es verdad no le quedó nada, junto a una de sus hijas confiaban “en volver a comenzar… aunque será muy duro…”.

La zozobra no se detiene
Fueron cuatro barrios los afectados en el perímetro urbano, mientras que en el sector rural crece la zozobra en los corregimientos de Santa Elena, Carrizales, La Cristalina, Palo Negro y El Silencio. Allá se busca a cuatro personas desaparecidas, aunque algunos dicen que fueron seis los pobladores arrastrados por las aguas.

Más de 180 uniformados del Ejército, la Defensa Civil, Invías y otras instituciones, al lado de civiles, trabajaban ayer en la remoción y transporte de escombros, remoción y retiro de lodo, limpieza de vías públicas, apoyo a la limpieza de viviendas y reagrupamiento de las familias.

Hace pocos días se efectuó un simulacro por sismo y la mayoría de los habitantes de Corinto participó de manera decidida. Esta vez las alertas funcionaron, las sirenas sonaron y las familias salieron corriendo de las casas. “Cuando escuchamos un rugido pensamos que la tierra temblaba, pero era el río que venía arrastrando esas piedras grandotas”, expresó María Mercedes Tenorio, mientras trataba de avanzar entre el barro.

Valle en alerta
Un llamado a los alcaldes del Valle hizo el secretario de Gestión del Riesgo del Valle Jesús Antonio Copete para que no bajen la guardia y permanezcan vigilantes ante la temporada de lluvias en la región.

El funcionario indicó que aunque ha estado lloviendo en diferentes sectores del Valle no se ha presentado ninguna emergencia.

Así mismo indicó que se sigue trabajando en el tema de la prevención en todo el departamento en especial la zonas inundables del Valle, l El Aguila, Ginebra, Pradera, Candelaria.

“El sábado llovió en casi todo el Valle pero no hubo situación qué lamentar, ni hubo zanjones ni quebradas que se salieran” dijo.

Llegan ayudas
Mientras Corinto se recuperaba ayer de la avalancha el presidente Juan Manuel Santos, quien visitó esta localidad, anunció ayudas para los damnificados del fenómeno natural.

El mandatario explicó que están en desarrollo planes para el subsidio de arriendos a quienes quedaron sin vivienda y de un auxilio funerario para quienes perdieron a familiares.

Además, indicó que elementos como colchonetas, frazadas, paquetes de aseo y de alimentación ya están en la zona afectada, 243 personas pasaron la noche en un albergue, muchas de ellas podrán volver a su vivienda, pero otras que la perdieron tendrán un subsidio.

El mandatario destacó que gracias al sistema de alertas tempranas más de tres mil personas fueron evacuadas oportunamente lo que evitó una tragedia mayor.

Al cierre de esta edición el puesto de mando unificado indicó que la emergencia deja tres víctimas fatales y 32 heridos.

Así mismo, las autoridades indicaron que 18 personas están desaparecidas, principalmente en las zonas rurales, y 37 viviendas resultaron destruídas.