diciembre 22, 2016

¿Con qué calificación cierra Armitage su primer año?

Por Mauricio Ríos Giraldo

Según el Gallup Poll, la encuesta que hace seguimiento a la aprobación –y desaprobación- de los mandatarios seccionales y locales, el alcalde de Cali, Maurice Armitage, cierra el 2016 con un nivel de aprobación bueno.
 
La última medición de Gallup de este año le dio una aprobación del 65%...
 
Este porcentaje es muy significativo,  pues en sus primeros meses de gobierno Armitage la tuvo dura en materia de imagen. En abril –cuando llevaba menos de cuatro meses de mandato- la aprobación del Alcalde caleño era del 47%, es decir, que pese a las dificultades, se recuperó.
 
El contacto directo que tiene Maurice Armitage con los caleños en sus visitas a las comunas lo ha convertido en un gobernante cercano, y aunque varias veces ha metido la pata con lo que dice –lo que le ha valido muchas  críticas-, parece que su estilo fresco y frentero le ha gustado al caleño de a pie.
 
Según la misma encuesta, la gobernadora del Valle del Cauca, Dilian Francisca Toro cierra el año con una aprobación del 49%.

Parece que pese al incansable ritmo de trabajo de la Gobernadora, de sus buenos resultados en materia de seguridad y de la recuperación de la ILV, le siguen pasando cuenta por el viaje a los Juegos Olímpicos, y tal vez el tema del HUV, en el que ha hecho lo que tenía que hacer, le ha salido caro en cuestión de imagen.
* * *
Hoy en la sede del servicio social, como se llama la sede de la Fuerza Social, el movimiento que lidera el exgobernador Ubeimar Delgado, se ofrecerá, como cada año, un plato navideño.
 
¿Qué tiene de nuevo esto? Hasta aquí nada, pues por estos días todos los políticos hacen lo mismo.
 
Lo novedoso de este caso es que hoy, con motivo de la atención navideña, esta sede política, que es una de las más antiguas de Cali, reabrirá sus puertas.
 
La vieja casona –en realidad son tres casas unidas-, que desde hace 23 años es el cuartel del movimiento de Ubeimar Delgado estuvo cerrada durante cuatro meses, pues fue remodelada.
 
Mejor dicho, ahora Delgado tendrá una sede digna de un precandidato presidencial.