julio 30, 2018

Estos son la segunda causa de muerte en Colombia

¿Cómo prevenir el riesgo de un ataque cerebrovascular?

Con frecuencia, cuando se habla de un ataque cerebrovascular (ACV) se relaciona con un episodio que no tiene vuelta atrás.

No obstante, según un estudio de Nacional Stroke Association aproximadamente entre el 5 y el 10% de las personas que tienen un episodio como este logran retomar su vida normal.

En el país la población de los adultos mayores presenta un alto riesgo de padecer ataques cerebrovasculares. Sin embargo, en los últimos años ha aumentado la cifra de jóvenes que sufren este tipo de episodios por malos hábitos.

En la Fundación Cardioinfantil, por ejemplo, actualmente se llegan a atender alrededor de 150 pacientes cada 6 meses”, aseguró Camilo Andrés Romero, neurólogo de la Fundación Cardioinfantil – Instituto de Cardiología Romero.

El doctor Romero recomienda llevar hábitos de vida saludables para reducir el riesgo de sufrir un ataque cerebrovascular:

Dejar de fumar y consumir alcohol: posiblemente estos son los enemigos número uno de la salud. Dejar estos malos hábitos ayuda a controlar la presión alta.

Eliminar el consumo de sustancias psicoactivas: sustancias como la cocaína o la metanfetamina reducen el flujo sanguíneo y puede estrechar las arterias provocando obstrucción.
Controlar la presión arterial: para tener la presión bajo control es recomendable hacer ejercicio, controlar el estrés, mantener un peso saludable y limitar la cantidad de sodio.

Reducir la ingesta de alimentos altos en grasa y controlar el colesterol: llevar una dieta con cinco o más porciones diarias de frutas y verduras puede hacer la diferencia para mejorar la salud.
Además es recomendable incorporar a la dieta más semillas, cereales y fibra.

Realizarse exámenes periódicos: para monitorear que el valor de la glucemia, el colesterol y los triglicéridos esté dentro de los parámetros de normalidad.

Si se tiene un factor de riesgo como hipertensión, falla cardiaca o colesterol alto, seguir las recomendaciones que dicta su especialista.

Realizar de 30 a 40 minutos de actividad física todos los días: el ejercicio además de reducir la presión arterial ayuda a controlar el peso, la diabetes y reducir el estrés.

Realizar actividades como trotar, nadar o montar bicicleta ayudará a aumentar el colesterol de lipoproteína de alta densidad y mejorar la salud en general.

Tratar la apnea obstructiva del sueño: si existe sospecha de haber sufrido un ataque isquémico transitorio, se puede recomendar hacer una evaluación del oxígeno para verificar si existe algún trastorno y tomar medidas a la hora de dormir.