Marzo 15, 2017

¿Cómo lo recuerda Ventana?…

Por Fabio Larrahondo Viáfara

Para tener en cuenta:
–  Durante varios años en la Redacción del Diario Occidente, en sus anteriores sedes, aquella tradicional de “La calle 12” y la moderna de Chipichape, me acostumbré a la llegada silenciosa y luego a amenos y extensos diálogos con Agustín Escandón, presidido de “un tinto como el que sabe hacer aquí” y la entrega de su columna “Pleamar”, que en el 90% de sus temas era sobre el Pacífico y en especial sobre Buenaventura, sus problemas, sus líderes, sus costumbres y sus gentes.

Ayer me sorprendió Mauricio Ríos con este mensaje: “¿sabes que falleció Agustín Escandón?”…Uff, durísima noticia…y se prendieron los recuerdos de aquellas tardes, que solían terminar con frases al mentón, como “te dejo para que titules bien el periódico…¿porque esta vez lo vas a titular bien, verdad?”… y se quedaba serio. Se iba… daba unos pasos y luego se volteaba sonriendo un poco.

Su amor por el Pacífico llegó a trascender al periodismo, por eso fue gerente de una pesquera allá en Buenaventura, por eso siempre iba y recordaba al Hotel Estación, por eso se sometía a los trancones para ir y venir por la Vía al Mar, por eso su columna se llamaba “Pleamar”…y por eso muchos de los dirigentes, artistas, escritores y muchos más hijos del Pacífico llegaron a su espacio.

Una de sus últimas batallas fue reclamar por una mejor carretera, por fortuna su deseo ya casi es una realidad, como también guerreó a favor del Puerto de Aguadulce, que ya es otra realidad…no fue en vano su lucha, no sólo por esto, sino porque llevaba al Pacífico en el alma y allí se lo llevó. Mi abrazo de solidaridad a su esposa Ligia, a Perla, Mónica y demás hijos.

Cuando suenen los alabaos entre el manglar, el mar, esteros y ríos, allí estará el recuerdo de la pluma y todo lo mejor de Agustín Escandón, El Señor del Pacífico…Mi abrazo de solidaridad. Partió el pasado sábado en Cali, seguro recordando las olas de su Pacífico.