diciembre 14, 2016

¿Cómo aprovechar la prima navideña?

dinero-billetes-salario-dic-5

Un tema recurrente y sobre el que se habla siempre en esta época es el de la prima y cómo comenzar el año nuevo con ‘plata en los bolsillos’. Sin embargo, la mayoría de las personas tiende a olvidar que en enero y febrero se presentan muchos gastos, y cuando estos llegan se encuentran sin dinero para cubrirlos.

Generalmente, diciembre es un mes de grandes compras y la prima navideña se ha caracterizado por ser la caja menor para cumplir con las ‘obligaciones’ que diciembre impone: regalos navideños, fiesta y vacaciones. Sin embargo, el año nuevo también trae gastos que son necesarios tenerlos en cuenta y provisionar parte de los ingresos de diciembre, para poder cumplir con los mismos.

El problema con la prima es que lleva a lo que los economistas llaman ilusión monetaria; es decir, pensar que tengo mucho más dinero y que puedo gastar a manos llenas, excediendo lo que realmente puedo comprar con ese dinero. En términos coloquiales, la ilusión monetaria es sentirse rico, cuando en realidad no lo es. Estas son algunas sugerencias de Old Mutual:

■ Modérese a la hora de comprar los regalos de navidad y piense realmente en los destinatarios de los regalos. Generalmente sucede que cuando se piensa en quién debe recibir un regalo, la lista se multiplica y empiezan a salir familiares y amigos con los que raramente se tiene contacto. De esta forma, evalúe muy bien quién debe recibir un regalo de navidad, pues el quinto grado de consanguinidad, no funciona y deja más costos que beneficios.

■ Piense también en si un grupo (por ejemplo una familia) puede recibir un solo regalo, en vez de dar un regalo a cada uno de sus miembros. Y finalmente, lo importante es el detalle, no el costo del mismo, por lo cual puede buscar regalos económicos, de acuerdo con un presupuesto pensado con anterioridad.

Si diseña un presupuesto máximo, seguro que no se va a pasar del mismo y va a encontrar la forma de dar todos los regalos, con el dinero reservado para ello.

Para el próximo año: aproveche las promociones de muchos almacenes en los meses de agosto y septiembre para comprar anticipadamente los regalos…almacenarlos no tiene costo y se puede ahorrar unos buenos pesos.

Y para el próximo año…

Para el próximo año, si no lo hizo en este: ahorre y haga un presupuesto. Lo ayudará a identificar y controlar esos gastos mensuales. Si quiere comprar regalos para todos, irse de vacaciones, pasársela de fiesta en fiesta; tiene todo un año para ahorrar, con el fin de que el próximo, no esté leyendo nuevamente esta columna.

Destine parte de sus ingresos mensuales para lograr los objetivos que se traza para diciembre de 2017: si lo hace constantemente, en noviembre seguro verá cómo tiene dinero ahorrado para todo. Hágalo como un propósito de año nuevo, pero cúmplalo. Finalmente, recuerde que la navidad es una época de reflexión, que incluye también una reflexión sobre ahorro y gastos.