mayo 13, 2017

Cáncer: 10 alimentos para la prevención y tratamiento

Una buena alimentación y practicar ejercicio pueden ayudar a la prevención y el tratamiento del cáncer. Es importante conocer aquellos hábitos que pueden contribuir a evitar esta enfermedad que cada año le causa la muerte a aproximadamente 8.2 millones de personas según la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC por sus siglas en inglés).

Las personas que están en tratamiento contra el cáncer deben añadir proteínas y calorías a su dieta. El Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos asegura que dichos pacientes deben comer saludablemente para mantener la energía y afrontar los efectos secundarios. Una alimentación a base de frutas y verduras puede ayudar al cuerpo a  desintoxicarse y a que reactive su capacidad de sanarse a sí mismo.

– Arándanos: ricos en vitamina C y antocianinas. Adecuados para prevenir cánceres de pulmón, estómago y colorrectal.

– Brócoli y vegetales crucíferos: altos en fibra y carotenoides. Ayudan a prevenir cánceres de colon, boca, laringe y faringe.

– Calabaza, auyama, zapallo, zucchini: altos contenidos de carotenoides, fibra, vitamina C y flavonoides. Favorecen la prevención de cáncer colorrectal, seno, boca, laringe y faringe.

–  Granos enteros (avena, arroz integral, quínoa): alto contenido de fibra y lignanos. Adecuado para la  prevención de cáncer de colon seno y próstata.

– Granos y leguminosas: su alto contenido de fibra y fitoquímicos contribuye a la prevención del cáncer colorrectal.

– Manzana: rica en fibra, flavonoides, quercetina y triptenoides. Adecuada para la prevención de cáncer colorrectal y de seno.

– Tomate: rico en carotenoides, especialmente en licopeno. Contribuye a la prevención de cáncer de boca, laringe y faringe.

– Uvas: ricas en resveratrol y polifenoles. Previene cáncer de seno, linfoma y estómago.

– Vegetales de hojas verdes: Estudios muestran disminución en el crecimiento de células malignas de cánceres de seno, piel, pulmón y estómago gracias a estos alimentos que son ricos en fibras, folatos, carotenoides, luteína, flavonoides y saponinas.

– Zanahoria: su contenido en de fibra ayuda en la prevención de cáncer del colón. Además, es rica en betacaroteno, lo que favorece a la prevención de canceres de pulmón, boca, laringe y faringe.

*Con la colaboración de redacción Revista Bienestar Sanitas.