Diciembre 22, 2016

Azucarados o edulcorados

Fabio Cardozo

A los congresistas actuales se les acusa sistemáticamente de estar enmermelados, cada que sus agendas se cruzan con las del gobierno, haciéndonos creer a muchos que este fenómeno es un asunto nuevo, cuando la verdad, ha existido siempre. Quien lo legalizó fue el presidente Lleras Restrepo, quitándole al Congreso la posibilidad de alterar el presupuesto a través de su ejercicio legislativo, a cambio de los malhadados auxilios parlamentarios que, revisándolos en perspectiva histórica,  resultaban más baratos para “construir consensos políticos” ahora.

Pues bien, la Constitución actual los ilegalizó y desde entonces cada gobierno construye  mayorías de acuerdo a su imaginación: con embajadas, notarías, ministerios y canonjías; también con mermelada, subsidios y toda suerte de mecanismos que permitan aceitar la  voluntad política de los renuentes. Ahora, la aceitada no solo corre por cuenta del gobierno, también está a cargo de los particulares que, generalmente son los “impolutos empresarios”, los mismos que financian campañas, pagan estudios “científicos” amañados y cuentan con elegantes lobistas en las barandas de Congreso. Esta práctica “non santa” está extendida en toda la orbe, como todas las cosas “buenas”.

El Congreso hoy está discutiendo una nueva reforma tributaria y entre los asuntos importantes que se debaten está la iniciativa defendida solitariamente por el ministro de Salud, Alejandro Gaviria, consistente en gravar las bebidas azucaradas por ser “venenosas” para la salud, sustentándolo, eso sí, con suficiencia científica. Y ahí fue Troya. Congresistas de todos los pelambres no pudieron resistirse al “dulce encanto”  de las empresas que se lucran con la diabetes y la obesidad popular, exonerándoles del gravamen y en cambio, clavarnos con más IVA.

  • juanca2000

    LO QUE PASA ES QUE EL DUEÑO DE LAS BEBIDAS AZUCARADAS Y DE LOS INGENIOS PRINCIPALES DEL VALLE ES EL SEÑOR CARLOS ARDILA LULE UN PULPO Y ENTONCES EL SEÑOR SE REBOTO POR ESE GRAVAMEN ENTONCES LAS RATAS DE LOS CONGRESISTAS CORRUPTOS Y SENADORES NO PODRIAN AFECTAR AL PATRON Y POR ESO LA REFORMA TRIBUTARIA NO AFECTO A ESTE GREMIO, ES MAS IMPORTANTE ARDILA LULE QUE 45 MILLONES DE COLOMBIANOS, QUE AGUANTEN HAMBRE Y COMAN MIER D….
    POR QUE VENDIDOS LAMBONES SOLO JODEN LA CLASE TRABAJADORA