agosto 21, 2017

A través de un práctico video

Aprenda nueva técnica para masajear a su bebé prematuro

A través de un video pedagógico, se enseña una novedosa técnica que permite despertar el apetito de estos recién nacidos a partir de una rutina de masajes con énfasis en el afecto del núcleo familiar y con un fondo musical que asemeja el arrullo maternal.

Fruto de la experiencia de la implementación del Programa Madre Canguro (PMC) en Bogotá, Senegal, Vietnam, Cuba e Inglaterra, la profesora Nubia Castiblanco, de la Facultad de Enfermería de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.) desarrolló una novedosa técnica que emplea estrategias de la musicoterapia.

La herramienta audiovisual, dirigida a familias con bebés prematuros y que nacen bajos de peso, ganó la “Convocatoria nacional de proyectos para el fortalecimiento de la investigación, innovación y creación 2016 -2018” de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.).

“El método se aplica a bebés que nacen antes de las 37 semanas y pesan menos de 2.500 gramos. La idea es ponerlos en contacto piel a piel con sus madres, para darles calor, amor y leche materna. Con ello se busca devolver el protagonismo a los padres, pues de estos cuidados se ocupan a los profesionales de la salud encargados de las incubadoras”, explica la docente, quien hace parte de la Facultad de Enfermería de la U.N. “La idea es que a medida que se hace el masaje al niño se le vaya quitando y poniendo -de manera progresiva- el gorro; la camisa sin mangas, abierta adelante; pañal; y patines; manteniéndolo en permanente contacto piel a piel con la madre o el padre, para preservar el calor”, destaca la docente.

Gracias a una serie de masajes en los que las distintas partes del cuerpo del bebé son estimuladas con las yemas de los dedos, a lo largo de un proceso que puede tardar siete minutos, los efectos positivos empiezan a percibirse de inmediato.

Esta técnica va a acompañada de melodías intepretadas con arpa celta, tambor de olas, flauta traversa y glockenspiel -instrumento de percusión similar a un xilófono-, instrumentos seleccionados por los compositores Mark Ettenberger y Nicolás Soto.

Aunque al principio solo se consideró que la música tuviera un carácter instrumental, el equipo de musicoterapeutas concluyó que se debía incluir una voz femenina para que entonara una melodía que emulara un arrullo, con el fin de motivar que quien realiza el masaje le cante al bebé.

Se espera que el video se empiece a difundir con ocasión del sesquicentenario de la U.N., a través de una página web de libre acceso, y en plataformas como Vimeo y YouTube.